Redescubriendo la Quinta de Fuente del Berro en Madrid

Hoy he estado paseando por la Quinta del Berro, un precioso jardín en pleno corazón del barrio de Salamanca de Madrid que fue construido en el siglo XVII por el duque de Frías, y que pertenecía a la Quinta de Miraflores.

Esta quinta estaba formada por un palacete, unos jardines, una huerta, una viña, frutales, estanques y 4 palomares.

La quinta fue traspasada al rey Felipe IV quien lo donó a unos monjes castellanos. Dentro de esta quinta, la llamada fuente del Berro era muy conocida por la calidad de sus aguas. Tanto es así que suministraba agua a SS.MM los reyes hasta bien entrado el siglo XX.

?

Me encanta este jardín porque su estilo paisajista resulta de lo más variopinto con sus distintos niveles, sus paseos curvos y sus palomares.

En él se pueden ver árboles singulares muy excasos en Madrid que muestran el gusto por lo exótico de los Van Eeghen, un matrimonio holandés que fue propietario de esta quinta allá por los años 20, y que solía ofrecer en ella espectaculares fiestas para lo más granado de la sociedad.

El ayuntamiento de Madrid adquirió esta quinta de 79.000 metros cuadrados en 1941 por 6.700.000 de pesetas. En la actualidad, el palacete se ha convertido en un Centro Cultural.

El trazado de la M-30 en la década de los 70 redujo su superficie a las actuales 7,4 hectáreas, pero sigue siendo un lugar mágico donde poder desconectar del mundanal ruido.

18

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *