Ayer Charlene de Mónaco se divirtió en el Baile Monegasco de la Cruz Roja al ritmo de las canciones de John Legend

El Baile de la Cruz Roja es, sin duda, el plato fuerte del verano en el Principado de Mónaco. La mayor noche de gala benéfica del mundo reunió anoche, en su 71 edición, y en la prestigiosa Salle des Etoiles del Sporting Club de Montecarlo decorada con 25.000 flores a toda la élite internacional de la realeza y personalidades, así como a donantes de todo el mundo.

Con motivo de esta velada se organizó un concierto único. Strass, lentejuelas, alfombra roja y suelos repletos de estrellas. Un evento reservado para un pequeño número de privilegiados.

Tras la llegada del príncipe Alberto y de su mujer Charlene -elegantemente vestida para la ocasión por Marchesa, en un precioso color verde esmeralda-, se procedió a la tradicional tómbola, a la que siguió una elegante cena, la apertura del baile por sus altezas serenísimas, y un concierto a cargo de John Legend quien se puso delante de su piano de cola para dejar con la boca abierta a todos los asistentes al baile.

Como cada año, una obra de arte fue creada por la Cruz Roja monegasca y entregada al artista durante la velada. El fin de fiesta corrió a cargo de unos espectaculares fuegos artificiales.

El precioso vestido de crêpe en color verde esmeralda de Marchesa Notte que lució anoche Charlene es una apuesta acertada para este tipo de eventos pues cubre la parte superior de los brazos sin tener que recurrir a las mangas largas. El retorcido de la tela sobre el pecho cae sobre una falda recta (cuestión de equilibrar volúmenes), y se contrapone al movimiento de la capa. Si os gusta, cuesta 1.067 euros y lo podéis comprar en Net-A-Porter.

24
1 Comentario
  • Gg
    agosto 1, 2019

    En vestido es maravilloso!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *