De Nosy Be hasta la Provenza, ha nacido una nueva flor, creada a medida para J’adore in Joy

La pequeña isla de Nosy Be al norte de Madagascar posee un codiciado tesoro: allí crece una flor de ylang ylang de acentos afrutados, una maravilla floral cuya nota salada combina a la perfección con el nuevo frescor del perfume J’adore in Joy. (más…)