Déjate seducir por la atracción irresistible del Rouge Interdit de Givenchy

¡Llámadme aventurera, pero siempre me ha gustado el color rojo! Inconscientemente creo que lo asocio con la Navidad, con el color de los besos, con el de las manzanas, con el de los semáforos en rojo que nos indican que nos detengamos y prestemos atención a lo que está sucediendo a nuestro alrededor. (más…)