Charlie Van Straubenzee y Daisy Jenks celebrarán durante su boda el 37 cumpleaños de Meghan Markle

El próximo 4 de agosto Meghan Markle cumplirá 37 años. En vez de viajar hacia algún lugar recóndito al abrigo de los paparazzi, la duquesa de Sussex acompañará a su recién estrenado marido a la boda de uno de sus mejores amigos.

Se trata de la boda de Charlie Van Straubenzee con Daisy Jenks. Harry ha sido amigo de los hermanos Van Straubenzee -Henry (que murió en el 2002 en un accidente de coche), Thomas y Charlie desde sus días en la Ludgrove Prep. School.

Thomas es incluso uno de los padrinos de bautismo de la princesa Charlotte, y era con quien hablaba el príncipe Harry cuando le robaron el móvil en noviembre del 2011.

Tanto Thomas como Charlie actuaron de “acomodadores” en la boda de Harry y de Meghan el pasado 19 de mayo. Ya sabéis: “Perdonen, ¿son Vds. de la familia del novio o de la novia?”.

Charlie incluso pronunció uno de esos típicos discursos que suelen prepararse los mejores amigos del novio para soltarlos en el momento del brindis. En el divertido discurso de Charlie no faltaron referencias a las sonadas payasadas perpetradas por el príncipe Harry durante su juventud que hicieron correr ríos de tinta no solo en las revistas del corazón.

El próximo sábado, el Príncipe Harry –al convertirse en el padrino de boda de Charlie y de Daisy -, tendrá la oportunidad de tomarse la revancha.

Esperemos que, esta vez, Meghan Markle acierte con su estilismo, ya que el único faux pas que se le conoce a Meghan desde que se prometió con el príncipe Harry fue aquel vestido de Oscar de la Renta que se puso para la boda de la prima de su marido el pasado junio, y que parecía una bata de andar por casa.

Al día siguiente de la boda -en la que los novios seguro que sorprenden a Meghan con una pequeña tarta de cumpleaños para que todo el mundo pueda cantarle el cumpleaños feliz-, y aunque el príncipe Harry esté de resacón, los Sussex madrugarán para poner rumbo al Okavango Delta en Botswana (Kenia) para poder disfrutar de una fantástico safari fotográfico en el exclusivo resort donde Harry le pidió a Meghan que se casara con él.

27

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *