Coincidiendo con el Día de la Fiesta Nacional de España se casa Eugenia de York

Hoy, 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional en España, ha tenido a bien casarse la princesa Eugenia de York. Así que no me ha quedado más remedio que compaginar el desfile militar que todos los años se celebra en este día, con la llegada de los invitados y de la novia a la boda.

El vestido de novia de la princesa Eugenia ha sido diseñado por Peter Pilotto y Christopher De Vos, fundadores de la marca británica Peter Pilotto (Londres – 2007). La princesa Eugenia conoció a los diseñadores cuando era anfitriona de un evento a favor de las mujeres artistas y, desde entonces, han sido varias veces las que ha vestido de esta marca.

Construyéndolo a partir de un corsé ajustado, el vestido fue confeccionado a capas yendo la superior con amplios pliegues. El escote en V se dobla alrededor de los hombros hasta llegar a la parte baja de la espalda donde se convierte en una larga cola.

La tela en la que ha sido confeccionado el vestido fue diseñada por los fundadores de la marca en su estudio del Este de Londres, e incluye una serie de símbolos que son significativos para la Princesa Eugenia como un cardo escocés – un guiño a la afición de la pareja por Balmoral-, un trébol en honor de los orígenes irlandeses la familia Ferguson, la rosa de York en honor al príncipe Andrés, y la hiedra que representa el hogar que va a construir de la pareja.

Estos símbolos han sido reinterpretados formando una guirnalda y bordados en la región del lago de Como en Italia sobre un jacquard de seda, algodón y viscosa. El resultado es un tejido de aspecto muy moderno que utiliza una técnica de tejido muy compleja.

Para adornarse, la princesa Eugenia lleva puesta la Tiara Greville Emerald Kokoshnik, prestada por Su Majestad la Reina. La tiara fue hecha por Boucheron para la Sra. Greville en 1919 en el estilo kokoshnik popularizado en la Corte Imperial Rusa.

La tiara está hecha de pavé de diamantes talla rosa brillante engastados en platino, con seis esmeraldas a cada lado. La Sra. Greville legó la tiara a la Reina Isabel en 1942. La princesa Eugenia lleva también pendientes de diamantes y esmeraldas que son un regalo de bodas del novio.

El ramo de novia, creado por la hermana del diseñador floral Rob Van Helden, Patrice Van Helden Oakes, consiste en lirios del valle, caderas de Stephanotis, toques de cardos azules, rosas blancas en aerosol y hiedra.

Las ramas de arrayán de Osbourne House también se incluyen en el ramo. La tradición de llevar mirto comenzó después de que la abuela del Príncipe Alberto le regaló a la Reina Victoria una ramita que contenía mirto durante una visita que realizó a Gotha, en Alemania. Ese mismo año, la reina Victoria y el príncipe Alberto compraron Osborne House como casa de campo familiar, y una rama del ramillete fue plantada contra las paredes de la terraza, donde sigue prosperando hoy en día.

La princesa Beatriz, que ha actuado como dama de honor de su hermana, lució un vestido de Ralph y Russo y un sombrero de Sarah Cant.

Los vestidos de las damitas de honor y de los pajes fueron creados por la diseñadora española Amaia Arrieta de la marca Amaia Kids. Los lazos son una reproducción de una obra de Mark Bradford.

Las flores de las damas de honor son de Rob Van Helden y reproducen en miniatura el diseño del ramo de novia. Cada una de las damas de honor lleva en su ramo ramilletes de Lirio del Valle y rosas.

Se había especulado mucho sobre si la princesa Beatriz ayudaría a su hermana con la cola de su vestido, pero finalmente el honor ha recaído en Lady Louise Mountbatten-Windsor, quien lució un vestido de Claudie Pierlot y un sombrero de Emily London.

El vestido de la madre de la vovia fue diseñado por la marca Emma Louise Design, que tiene su taller en la localidad de Windsor. Sarah Ferguson lo combinó con un clutch vintage de Manolo Blahnik perteneciente a su madre quien lo estrenó en la boda de los duques de York en 1986.

En cuanto a las primas de la novia, Meghan Markle optó por un abrigo azul de Givenchy y un sombrero de Noel Stwart, mientras que Kate Middleton volvió a confiar en Sarah Burton para Alexander McQueen quien le hizo un vestido tan discreto como elegante en un alegre color fucsia. El tocado, tono sobre tono, lo firmaba Philip Treacy.

 La princesa Eugenia y Jack Brooksbank fotografiados por Alex Bramall en el Royal Lodge del castillo de Windsor poco minutos antes de que diera comienzo una cena privada con motivo de las celebraciones de su boda.

El diseñador Zac Posen, autor del espectacular vestido que lució la princesa de York, ha hecho unas declaraciones afirmando que para él fue un honor increíble crear este vestido. También añadió que la gracia, la elegancia y la fuerza de la princesa han sabido encarnar a la perfección todo lo que se podía esperar de una mujer que luciese uno de sus diseños.

18
2 Comentarios
  • Gg
    octubre 15, 2018

    Muy guapa. Una perfecta mezcla entre su madre y su padre, por el que por cierto en tiempo a pasado dejando buena huella…
    Impresionante Kate, como siempre.

  • Gg
    octubre 15, 2018

    Ups! HA PASADO…

Responder a Gg Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *