Coincidiendo con la PFW Penélope presenta su colección Atelier Swarovski en París vestida de Chanel

Seguro que todos recordaréis que durante el pasado Festival de Cannes, Swarovski organizó un almuerzo en la terraza del hotel JW Marriot para presentar la última colección de joyas pertenecientes a su línea Atelier Swarovski. Una colección basada en el compromiso con el lujo sostenible que tenía como embajadora de excepción a Penélope Cruz.

Penélope Cruz se presentó al evento con un vestido palabra de honor en color blanco diseñado por Maria Grazia Chiuri para Dior. Hacia tiempo que nuestra Pe no estaba tan elegante ni favorecida. Para la ocasión, la de Alcobendas se había recogido el pelo en un moño suelto lo que permitió que todos pudiésemos admirar unos pendientes y un anillo de rubíes.

Pues bien, coincidiendo con su asistencia a su primer desfile Chanel Couture como flamante embajadora de la marca, a Nadja Swarovski se le ocurrió organizar una fiesta en el palacete Apicius (20 Rue D’artois) para presentar la mencionada colección a las muchas celebrities que se habían desplazado hasta París con motivo de la Fashion Week. Entre ellas Marina Raphael y Giovanna Engelbert.

Como noblesse oblige, Penélope lució un vestido negro de Chanel perteneciente al look 76 de la colección otoño-invierno 2018 presentado a principios de marzo en medio de un espectacular paisaje otoñal en el interior del Grand Palais de París. El modelito en cuestión es un vestido palabra de honor de color negro y con jaretas y el bajo en tul, adornado en el cuello por una cinta de raso negro que reproduce el efecto de un cuello halter.

En esta ocasión, para adornarse optó por unos pendientes, un brazalete y una sortija en oro blanco chapados en rodio engastados con zafiros Swarovski talla esmeralda, rodeados por 120 diamantes redondos también creados por Swarovski.

Estos zafiros y diamantes de laboratorio están fabricados con carbono colocado artificialmente durante semanas en condiciones de temperatura y presión equivalente a una profundidad de 100 km. Al final, las piedras obtenidas tienen las mismas propiedades ópticas, físicas y químicas que los diamantes extraidos de las minas pero resultan mucho menos costosos y mucho más ecoresponsables ya que con ellos se evita que se agoten los recursos naturales mundiales de piedras preciosas. No en vano Atelier Swarovski es miembro certificado del Conseil pour une Joaillerie Responsable (Consejo para una joyería responsable).

Nadja presentó la colección y agradeció a Penélope su visión, su inspiración y su espíritu al que calificó de verdaderamente asombroso. Terminó su alocución diciendo que todos en Swarovski se sentían muy orgullosos de su joint-venture.

16

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *