Como prueba de amor por la ciudad de Florencia, Ferragamo restaura la Fontana de Nettuno

Después de dos años, por fin se han terminado los trabajos de restauración de la Fontana de Nettuno en la Piazza della Signoria de Florencia, ubicada justo en la esquina del Palazzo Vecchio. Esta fuente, obra de Bartolomeo Ammannati fue esculpida entre los años 1560 y 1565. Representa la figura de Neptuno con los rasgo de Cosme I de Medici.

Se mandó constuir para celebrar el matrimonio entre Francesco I de Medici y la Gran Duquesa Johanna de Austria en 1565. Se trata de la primera fuente con la que contó la ciudad de Florencia, y los responsables de la firma Salvatore Ferragamo han tenido que gastar 1,5 millones de euros para su restauración. El que está que no cabe de alegría es el alcalde de la ciudad, Dario Nardella.

El presidente del grupo Salvatore Ferragamo ha hecho unas declaraciones diciendo que para la firma ha supuesto todo un privilegio financiar este importante proyecto de restauración, y que para su familia era una forma de agradecer a la ciudad de Florencia todo lo recibido desde la fundación de la marca, contribuyendo a su renovado esplendor.

Se trata de uno de los monumentos más amados por los florentinos, y el fin de los trabajos coinciden con la celebración del 500 aniversario del nacimiento de Cosmimo I y Caterina de Medici. Lo mejor de esta restauración es que los chorros de agua ahora saldrán con toda la potencia con las que se los imaginó Ammannati. Así pues, una restauración que es una auténtica prueba de amor por la ciudad.

Para la reinauguración de esta fuente, el Teatro del Maggio Musicale Fiorentino organizó ayer una velada de fuego y agua que recordaba el espíritu de las fiestas del Renacimiento y del Barroco pero actualizadas con el uso de modernas tecnologías con proyecciones, luces y sonido.

24

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *