Julien Dossena transforma para Paco Rabanne las coordenadas de la firma perdidas en el tiempo

Ayer, en el Grand Palais de París, tuvo lugar el desfile de Paco Rabanne para la próxima temporada estival. Una mezcla de artes decorativas se declinan en la colección primavera-verano 2019 con un toque de misticismo, uniendo los estrictos códigos de la marca con nuevos aires de dinamismo.

En una simbiosis entre estampados y ornamentos, la artesanía refinada del assemblage combinada con los lujosos motivos botánicos, resulta en prendas preciosas con una toque grunge.

Basándose en los pilares de la maison Paco Rabanne, nuevos materiales como la seda con estampados florales o el brocado más rococó enriquecen esta nueva silueta natural y urbana, a la vez que le aportan una combinación sibarita entre Eastern y Western.

Las prendas sastre en Príncipe de Gales (desde chaquetas masculinas a pantalones pesqueros) refinan este mix psicodélico de tejidos de
lurex vaporoso y camisolas abiertas con los abrigos denim metálicos. Rematan el look mocasines o zapatos de inspiración japonesa.

El metal mesh aparece sutilmente en flores aplicadas en cota de malla odornado con brillantes elementos joya. El contraste con las románticas faldas delantal llega con los grafismos decolorados de Peter Saville y las camisetas tie-die en las que se lee LOSE YOURSELF, 4:20, y MYSTICISM – claims de la generación de la rebelión.

Los accesorios de la colección SS2019 incluyen el clásico bolso de piel Chainlink y los bolsos estampados en metal mesh floral con asas de raso

22

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *