“De la mano por la rosaleda” toda una experiencia sensorial de Perfumes Loewe y Rocío Porres Domecq difícil de olvidar

Hace cuatro años, en diciembre del 2013 Perfumes Loewe presentaba una nueva línea de perfumes a la que bautizó con el nombre de “Un paseo por Madrid” en honor a la ciudad que vio nacer a la marca.

A través de una colección de ocho perfumes, esta línea evocaba ocho localizaciones emblemáticas de la capital de España. De este modo, Loewe nos invitaba a conocer mejor esta preciosa ciudad llena de historia, arte y cultura.

Además de una fragancia que nos invitaba a respirar las fragancias que llegan desde el Paseo del Prado, a disfrutar del cielo sobre la plaza de Oriente o embriagarse de los aromas viendo amanecer en Cibeles, varios de estos perfumes homenajeaban a El Retiro, la zona verde más extensa de la capital con dos elixires específicos.

Atardecer en los jardines del Buen Retiro es un suave perfume floral con esencia de rosa impregnada de Oud y ámbar que evoca los mágicos atardeceres de este pulmón del centro de Madrid.

La Tormenta en el Jardín Botánico nos traslada literalmente al jardín botánico de Madrid, toda una experiencia para los sentidos llena de sorpresas con hermosos rincones. Para embriagarnos con todas sus esencias bastará con que inspiremos las notas amaderadas y especiadas del el azafrán y el sándalo.

A esta colección se han ido sumando nuevos aromas como la Primavera en el Mercado de San Miguel o Tardes de domingo en el Hipódromo. Pues bien, la diseñadora de joyas Rocío Porres Domecq ha diseñado un frasco joya que custodia la última fragancia que ha nacido para completar esta colección.

Al último perfume lo han bautizado con el nombre de “De la mano por la rosaleda”. Un nombre muy acertado ya que los verdes y frescos atardeceres de los jardines de El Buen Retiro lo convierten en un auténtico oásis en el centro de la ciudad. Los últimos rayos del sol colándose entre las ramas y entre las hojas de sus árboles centenarios son recuerdos maravillosos que se quedan grabados en nuestras retinas y en nuestra memoria a fuego, al ir acompañados por fuertes olores asociados al esplendor de La Rosaleda diseñada por Cecilio Rodríguez, jardinero mayor de la villa (1915) durante los meses que van de mayo a junio.

Sobre uno de los frascos inspirados en el mítico perfume L2, y con un precioso tapón dorado que, nada más verlo, me ha recordado un montón a la historia de aquella famosa cúpula de un templo de Benarés en la India – que señalaba el centro del mundo -, formada por discos de oro ordenados por tamaño decreciente. Rocío ha creado con un metal noble bañado en oro una pequeña escultura vegetal.

Una creación a la altura de los diseños y de la sensibilidad de esta artista sevillana especializada en el diseño y creación de esculturas de joyas en bronce y latón que, de momento, tendremos que conformarnos con ver en foto pues se venderá en exclusiva en los grandes almacenes Harrods de Londres.

Un trabajo artesanal y de refinada estética el de este frasco-joya donde el arte y la belleza son los protagonistas absolutos. Se nota que su autora se ha dejado el alma en un diseño en el que se funden tradición y modernidad.

Sitio oficial Perfumes Loewe

6
2 Comentarios
  • GG
    Julio 30, 2017

    Me encanta el nombre… “un paseo por Madrid…” perfectamente puesto!

  • Cobre
    Agosto 3, 2017

    Qué artistas tan estraordinarios tenemos en España, y no los valoramos lo suficiente o solo lo justo. ¡Me he enamorado de este girasol!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *