Desde el 2016, el Silver Lockit de LV sella la promesa de la marca de ayudar a la infancia más vulnerable

El próximo 20 de noviembre se celebra el aniversario de la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño. Un día para recordarnos a todos la situación actual en la que viven los niños más desfavorecidos.

Dar a conocer los derechos de la infancia y concienciar sobre la importancia de trabajar por su bienestar y desarrollo debería convertirse en un compromiso para todos.

Unicef trabaja en 190 países para promover los derechos y el bienestar de la infancia, especialmente centrándose en los niños que se encuentran en estado de mayor vulnerabilidad.

Para trabajar su compromiso en acciones reales ha puesto en marcha una iniciativa que responde al hashtag #MAKEAPROMISE. Muchas son las empresas y marcas que han querido unirse a ella para darle la visibilidad necesaria y recaudar fondos para llevar a cabo todos sus proyectos.

Desde el 2016, Louis Vuitton contribuye a la causa (lleva recaudados 5 millones de dólares). Este año ha invitado a la actriz inglesa Sophie Turner ha participar en este proyecto para que sea el rostro de una edición especialmente creada para la causa. Se trata de una pulsera formada por un cordón de colores blanco y rojo trenzados que se cierra con uno de los famosos candados Silver Lockit de la marca, de los que también cuelga un charm con la ilustración de un conejo inspirado en el último tattoo que se ha hecho la actriz (los conejos siempre han sido considerados amuletos de la suerte en muchos lugares del mundo).

El candado Silver Lockit, diseñado por Georges Vuitton en 1890 para proteger las cerraduras de los baúles, bolsos y maletas de sus clientes, se ha convertido en el símbolo que ha servido para sellar su promesa a la hora de ayudar a estos niños.

Esta pulsera está destinada a atraer y conservar no solo la suerte de los niños a quienes van destinados los fondos que se obtengan con su venta sino también a quienes la adquieran. La idea es unir a través de ella a personas de todo el mundo formando una gran cadena solidaria.

Adquiriendo esta pulsera contribuiremos a mejorar la situación de los niños alojados en los campos de refugiados en Cox Bazar en Bangladés. Hasta ahora, se ha podido vacunar a 900.000 niños contra el cólera, y salvar a 263.000 niños de desnutrición.

La pulsera Silver Lockit de Sophie Turner se pondrá a la venta a partir del 20 de noviembreDía Universal del Niño-, y costará 300 euros, de los cuales 100 euros se destinarán íntegros a este proyecto de la India llevado a cabo por Unicef.

36
3 Comentarios
  • Gg
    noviembre 10, 2018

    Maravillosa iniciativa…
    FELICIDADES UNICEF!

    • admin
      noviembre 10, 2018

      Si no fuera porque es tan cara, igual se podría crear una cadena solidaria que diese la vuelta al mundo

  • Gg
    noviembre 11, 2018

    Mucho mejor tú idea que la de Unicef!!!
    Seguro q por un precio más bajo muuucha gente estaría dispuesta y sacarían mucho más…

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *