Después del éxito de Fenty Beauty, Bernard Arnault quiere volver a apostar por Rihanna creando para ella una marca de moda y accesorios de cuero

Acaba de saberse que Rihanna está en negociaciones con Bernard Arnault y demás responsables del grupo LVMH para el lanzamiento de una nueva marca de lujo especializada en prendas y en accesorios de cuero. Los detalles sobre la fecha de lanzamiento de la marca no han sido todavía publicados, pero los rumores apuntan a que procurarían hacerla coincidir con la salida del noveno álbum de la cantante.

De confirmarse esta información, sería la primera vez que el LVMH lanza una marca desde el año 1987 cuando lo apostó todo a Christian Lacroix. Al parecer, el grupo está formalizando la operación a través de su vehículo inversor LVMH Luxury Ventures teniendo previsto invertir en la operación quince millones de euros.

El grupo ya se había asociado previamente con la de Barbados para el lanzamiento de Fenty Beauty, una marca de cosméticos y perfumería que ha crecido mucho desde su lanzamiento en septiembre del 2017. Fenty Beauty ha alcanzado los 500 millones de dólares en ventas al pormenor en el 2018.

En su afán por expandirse, Bernard Arnault, CEO del grupo LVMH, ha optado por crecer a través de compras e inversiones. Por ejemplo, ha invertido mucho en el desarrollo de sus marcas actuales, entre ellas Celine, y se ha lanzado al mercado de la moda masculina en un intento por aumentar sus ingresos. También gastó 3.200 millones de dólares en comprar a su dueño el hotel Belmond.

Arnault se esfuerza por que sus empresas destaquen y atraigan a los compradores más jóvenes trabajando con celebrities e influencers en las redes sociales con el propósito de proporcionar un nuevo impulso a sus políticas de marketing.

Una noticia que coincide con la de que la cantante ha interpuesto una demanda a su padre Ronald Fenty y a sus dos socios en el tribunal de Los Angeles acusándolos de usurpar su nombre a través de su empresa Fenty Entertainement. Rihanna los acusa de fraude y de publicidad dolosa al promover productos de belleza, una línea de prendas de vestir y gestionar ofertas comerciales dirigidas a su persona a través de su empresa Roc Nation.

Pero, sobre todo, Robyn Rhanna Fenty acusa a su padre de haber organizado sin su autorización una gira por américa latina valorada en 15 millones de dólares, y dos conciertos en Los Angeles y Las Vegas por 400.000 dólares. La cantante ha decidido tomar cartas en el asuntos después de haber enviado varios burofax de advertencia a los acusados y optaron por ignorarlos. La cantante de Barbados lo que desea es que su padre deje de utilizar su nombre, pidiendo también daños y perjuicios.

¡Ya veremos en qué acaba todo!

47
3 Comentarios
  • Gg
    enero 18, 2019

    Que calentón!
    Y que triste que tu padre te traicione, y se aproveche de ti…

    • admin
      enero 18, 2019

      ¡Poderoso caballero es D. Dinero, y más en sitios como Barbados donde a las mujeres se las trata como se las trata!

  • Gg
    enero 18, 2019

    Que calentón no!!!
    QUE CULEBRON!!! Quería decir…

Responder a Gg Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *