El artista Liu Bolin desvela la verdadera identidad de la Maison Ruinart haciéndola desaparecer detrás de sus trabajadores

Conocido en todo el mundo por utilizar una forma de arte única con un fuerte impacto visual, Liu Bolin utiliza el arte del camuflaje para revelar lo invisible. Una experiencia única llena de grandes encuentros, emociones poderosas, historia y saber hacer.

Para mostrar desde otra perspectiva el excepcional patrimonio de su bodega, los responsables del champán Ruinart le han pedido a este artista chino que realce una serie de imágenes que muestren a las personas que participan en las diferentes etapas de la producción de champán. El trabajo de Liu Bolin ha llevado a la creación de unas imágenes muy curiosas.

Al hacer desaparecer lo humano, el artista pone de relieve los gestos y el saber hacer inherentes a la Casa. Revela la experiencia de los hombres y mujeres que trabajan en las sombras, al tiempo que destaca el respeto de la marca por la naturaleza.

El propio Liu Bolin ha explicado que cuando empezó a investigar sobre esta prestigiosa Maison de Champagne se dio cuenta del todo el expertise y saber hacer únicos de la que está catalogada como la bodega de champán más antigua de Francia, y también del aspecto excepcional de sus instalaciones clasificada por la Unesco como patrimonio mundial de la humanidad.

Confiesa que se sintió muy impresionado por todo el despliegue necesario para la elaboración del champán, y por la utilización de los recursos naturales que se emplean en su fabricación.

Desde las viñas hasta los crayones, cuya temperatura e higrometría resultan perfectos para la elaboración de estos caldos. Pero lo mejor de todo es que las personas que trabajan de estas tierras se aprovechan de lo que les proporciona la naturaleza, pero sin abusar de ella.

Este fue el trabajo que Bolin quiso que se viera. Al poner en foco en los trabajadores de Ruinart, el artista ha compartido con el espectador su punto de vista y su visión de estas bodegas con respecto a la historia, a la cultura, a la naturaleza, y a su compromiso con el saber hacer.

Liu Bolin también ha vestido los cofres de madera que custodian el jeroboam Blanc de Blancs. El artista chino utilizó para ello las chaquetas que suelen usar los bodegueros pitándolas. Existen solo 10 unidades numeradas.

Sitio oficial Ruinart

6
2 Comentarios
  • Cobre
    marzo 17, 2018

    Que creatividad tan extraordinaria

  • GG
    marzo 19, 2018

    Madre mía Almudena! Lo que se aprende contigo!!!
    Gracias!!!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *