El Baile de la Rosa 2019 presidido por la figura de Karl Lagerfeld con el telón de fondo de la Riviera Francesa

Llegada de los Grimaldi a la 65 edición del Baile de la Rosa en el Sporting de Montecarlo. Un baile que este año girará en torno a la idea de la Riviera Francesa sugerida por el desaparecido Karl Lagerfeld. El Baile de la Rosa fue creado en 1954 para lanzar la temporada de festividades del Principado de Mónaco.

Desde el año 1957, la princesa Gracia proporcionó a este baile un esplendor internacional de lo más particular. Ayudada por el decorador André Levasseur, tuvo la idea de asociar cada año una Rosa, un Espectáculo y un País, reproduciendo en el decorado los símbolos más representativos de los mismos.

Este año, Richard Zielenkiewic, más conocido como Monsieur Z, es quien se ha encargado de todo el diseño decorativo y también de las invitaciones. Cuando Grace de Mónaco creó la Fundación Princesa Grace en 1964, decidió convertir este Baile de la Rosa en un evento caritativo cuyo beneficios irían íntegros a su fundación.

Producida por la Monte-Carlo Société des Bains de Mer, esta cita ineludible para los monegascos, además de dar la bienvenida al mes de marzo, ha ido convirtiéndose, por méritos propios, en un evento extremadamente mediático a lo largo de los años. Desde el año 1983, la princesa Carolina ocupa la presidencia de la fundación y también la del Baile de la Rosa por lo que es normal que comparezca en compañía del príncipe Alberto y rodeada por sus hijos y sus parejas, y que Charlène se quede en casa con sus gemelos para no restarle protagonismo.

La princesa Carolina de Mónaco iba vestida con una espectacular creación diseñada por Karl Lagerfeld perteneciente a la última colección Haute Couture de Chanel, y se adornó con un collar de perlas de Vancleef and Arperls que perteneció a su madre, la princesa Gracia.

Tatiana Santo Domingo también estaba muy guapa con un vestido rojo ajustado a la cintura, con mangas abullonadas y gran lazada de Giabattista Valli Paris.

Los Grimaldi posaron junto a Carole Bouquet y su hijo Dimitri Rassam, la mejor confirmación de que Charlotte Casiraghi (que vistió de Yves Saint Laurent) y él han hecho las paces retomando sus planes de boda. Beatrice Borromeo, vestida de Dior Couture fue, sin duda, la más glamourosa de la velada. Con su pelo recogido en un moño alto y sus guantes largos de satén recordaba mucho a la desaparecida princesa Gracia.

Al baile asistieron también Sassa de Osma y Christian de Hannover. Ella luciendo un espectacular vestido Couture de Carolina Herrera de tul azul con flores bordadas en tonos rosa pastel, muy en los tonos de la invitación.

39
2 Comentarios
  • Gg
    abril 2, 2019

    Que bonita y alegre decoración!!!
    La iniciativa de educa estupenda.
    FELICIDADES!!!

  • Gg
    abril 2, 2019

    Que bonita y alegre decoración!!!
    La iniciativa benéfica estupenda.
    FELICIDADES!!!!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *