El barco crucero La Pausa hace escala en Bangkok

A finales del otoño de 1919, Gabrielle Chanel inició una nueva temporada de moda al presentar su primera colección llamada «Croisière». Los modelos que la conformaban resultaban más ligeros y más cómodos pues, al haber sido confeccionado en tela de jersey, resultaban adecuados para la navegación a vela, y también para las ciudades acuáticas, los balnearios y los destinos soleados.

A su llegada a la compañía en 1983, Karl Lagerfeld revivió estas colecciones de media temporada, convirtiéndolas en uno de los momentos más importantes del año. Transformando para lograrlo las propuestas de la colección crucero en una línea que anticipa los días soleados que se avecinan.

Más que una tradición, viajar el tiempo que dura una colección Crucero es ya un acontecimiento muy esperado, puesto que cumple la promesa de un cambio de escenario, el descubrimiento de un lugar, de una época, y de un arte de vivir.

Una colección que encarna el viaje en todas sus formas, reales o imaginarias, temporales o históricas y que, hasta la fecha, se ha presentado en todo el mundo: Nueva York, Los Ángeles, Miami, Venecia, Saint-Topez, Singapur, Seúl, Cuba, o París.

Pues bien, el barco crucero “La Pausa” hizo escala en Bangkok el pasado 31 de octubre. Presentada por primera vez en el Grand Palais de París en mayo, la segunda presentación de esta colección, diseñada por Karl Lagerfeld, invitaba a los huéspedes a reunirse en el prestigioso Mandarin Oriental Hotel para mezclarse y meditar sobre posibilidad de viajar a su destino aún desconocido.

Pasajeros como sus embajadores Lily-Rose Depp, Tilda Swinton, Caroline de Maigret, Soo Joo Park, Pharrell Williams y Gaspard Ulliel abordaron los tradicionales barcos tailandeses para cruzar el río Chao Phraya de Bangkok junto a la actriz de Hong Kong Angela Yuen y la cantante taiwanesa 9M88.

El director Apichatpong Weerasethakul, las actrices y modelos Aokbab y Linn Mashannoud, los actores Nittha Jirayungyurn y Anne Thongprasom fueron algunos de los invitados tailandeses que se unieron a ellos para atracar en el almacén en desuso de Sermsuk, reinterpretado para la ocasión como un puerto deportivo: el Pier No 5.

La alegre colección irrumpió en la cubierta del crucero «La Pausa», con tejidos ligeros y siluetas fluidas que se adaptaban perfectamente a la suave brisa de Bangkok. Los modelos confeccionados en algodón, seda y los icónicos  tweeds marca de la casa reinterpretaron a la perfección el estilo de la misma Gabrielle Chanel con su sutil mezcla de indiferencia y estilo.

Las noches a bordo se inventaron para bailar al ritmo marcado por su flamante embajador de Pharrell Williams quien no dudó en amenizar la velada subiéndose al escenario. Esta era la primera vez que Pharrell actuaba en Bangkok.

42

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *