El carrusel blanco y negro de Jaime Hayon tachonado con cristales de Swarovski

El carrusel siempre ha sido un símbolo de inocencia y de ligereza. Inspirándose en el folclore y en los cuentos de hadas, Jaime Hayon – el galardonado artista y diseñador-, ha creado para Swarovski un llamativo carrusel en blanco y negro tachonado con cristales Swarovski. Una magnífica instalación de arte interactivo con 15 millones de cristales Swarovski.

Esta experiencia de arte moderno se puede ver en Los Mundos de Cristal de Swarovski en Wattens, Austria. El diseño monocromo brilla con 15 millones de cristales Swarovski a través de 12 paneles de techo y 16 paneles de pared y está iluminado con una cálida iluminación para crear una atmósfera de ensueño. La instalación tardó 6 meses en fabricarse, y ahora que está terminada provoca sentimientos de libertad y alegría. Es una obra de arte en movimiento, un lugar donde la imaginación vuela libre.

Hayon ha sabido combinar con elegancia a una serie de personajes fantasiosos para los asientos. Caprichosas caras decoran el techo y la valla de sujeción. Todos expresan la alegría, la sorpresa y el deleite que supone montarse en un tiovivo. Solo que, en esta ocasión, uno está además rodeado por un montón de figuras de arte contemporáneo. Así que a la connotación tradicional se suma esta experiencia artística y conmovedora.

Jaime Hayon ha hecho unas declaraciones diciendo que se siente emocionado viendo a la gente sentirse transportada en este cuento de hadas del arte y el diseño. Swarovski, por su parte, ha demostrado que no tienen miedo a los desafíos, y que tienen la capacidad de soñar junto con los artistas, yendo hasta el final para convertir una idea en realidad.

32
1 Comentario
  • Gg
    julio 24, 2019

    Que idea tan original!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *