El desfile Valentino Couture SS19 presentado en el Hotel Salomon de Rothschild de París, una auténtica oda a la primavera

Ayer, miércoles 23 de enero, a eso de las 18,00 h tuvo lugar el desfile Valentino Couture para la primavera-verano 2019 en el Hotel Salomon de Rothschild de París. Una fusión entre fantasía y realidad, sinestesia emocional, y un gozo para la vista y para el resto de los sentidos. Para el diseñador de la firma, Pierpaolo Piccioli, todo gira, rota, evoluciona, repite y florece, y así ha procurado plasmarlo en esta espectacular colección.

Esta claro que, como todo en la vida, el vocabulario de la Alta Costura también cambia y evoluciona, se transforma, aunque no su lenguaje. Pues ese transmite una belleza absoluta sobre cuerpos que transmiten un porte y una presencia innatas. Un vocabulario en el que el propio cuerpo se convierte en color capaz de dialogar apasionadamente con otros colores.

Todo a través de un imaginario clásico hecho de volantes, flecos, volúmenes, y flores movido por la búsqueda de la síntesis entre fantasía y realidad. Sinestesias emocionales, asombro de miradas y sensaciones. Colores que se expanden y vibran. Materia ingrávida que parece flotar.

Lo metamórfico de la alta costura es que parece florecer sobre la piel por medio de prendas ligeras e irisadas como esas flores con sus pétalos, corolas y coronas que parecen abrirse y florecer por todas partes, acariciando los cuerpos y alegrando la vista.

De entre los looks que más me han llamado la atención está una capa hecha con grandes rosas fluorescentes a juego con una falda confeccionada con tela de neopreno. Una pieza tan icónica que su creador la ha bautizado con el nombre de “Rosa Madame Pierre Oger”.

Otro de los looks, que responde al nombre de “Filadelfo”, esta confeccionado con una capa en forma de top de organza en un color empolvado bordada con plumas que el diseñador combinó con un pantalón ancho en color naranja fluorescente también de neopreno.

Es más, al parecer, Piccioli pidió expresamente a cada una de las costureras que trabajan en sus talleres que nombrasen personalmente cada una de las prendas con el nombre de una flor o de una emoción suscitada por una flor. Reconoce que no se trata de una idea original, pues se inspiró en el Abécédaire de Flore, pero el resultado me encanta, como toda la colección.

A todos nos ha llamado mucho la atención las pestañotas de plumas 3D creadas por la famosa Make-Up Arstist británica Pat McGrath para realzar las espectaculares creaciones Couture diseñadas por Pierpaolo Piccioli de cara a la próxima temporada estival.

Pat y el resto de su equipo pasaron horas trabajando con delicadeza alrededor de los ojos de las modelos que participaron en el desfile aplicando con cuidado pétalos realizados con tul, y hojas colocadas sobre el extremo de largos tallos que parecían rodear el ojo como si fuesen mariposas o flores que se abriesen alrededor del iris.

Para lograrlo, McGrath cubrió los ojos con un eyeliner negro, y maquilló las pestañas con su máscara FetishEyes para crear profundidad e intensidad. En algunas de las modelos, Pat colocó también delicadas plumas a lo largo de las pestañas superiores e inferiores con la ayuda de un par de pinzas. También colocó unas cuantas plumas en las cejas para completar el efecto. Estas plumas se agitaban cuando las modelos parpadeaban, y flotaban suavemente mientras éstas caminaban por la pasarela. Para inducir a la fantasía, se empelaron plumas en una gama de colores vistosa a juego con los espectaculares vestidos de la colección Couture (púrpura, azul pavo, granate, beige…). Para que las pestañas se convirtieran en el centro de atención, el estilista español Guido Palau peinó a las modelos con un recogido tirante en forma de moño bajo.

23

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *