El estilo de la artista Niki de Saint Phalle inspira a Peter Philips un maquillaje de lo más sesentero para esta primavera

El pasado 26 de septiembre, Maria Grazia Chiuri presentó para Dior en el museo Rodin de París su nueva colección prêt-à-porter para la primavera-verano 2018. Para la misma, Peter Philips, director de la creación y la imagen del maquillaje Dior, creó un maquillaje extremadamente natural centrando toda la atención en la mirada.

Esta última colección, inspirada en los mosaicos de espejos utilizados por la artista Niki de Saint Phalle en sus esculturas e instalaciones, rendía homenaje a esta escultora, pintora y directora de cine, musa de Marc Bohan durante los años 60-70.

La belleza luminosa de esta gran artista inspiró también a Peter Philips a la hora de optar un maquillaje fresco y moderno que diese la impresión de que era un maquillaje de una chica joven que se maquilla a sí misma.

Por este motivo, y para este tipo de looks, se ha procurado lograr una mirada expresiva con un toque sesentero, un poco a lo Betty Boop pero sin caer en el efecto retro.

Para lograrlo, nada como recargar las pestañas al máximo aplicando una capa de Diorshow Maximizer 3D seguido de 5 o 6 capas generosas de Diorshow Pump ‘n’ Volume en tono negro para obtener un efecto volumen tanto en las pestañas inferiores como en las superiores. No importa si con tanto maquillaje notamos como algunas se nos quedan un poco pegadas. ¡Esa es la idea!

Para acentuar una mirada de gacela, deberemos aplicarnos también el Diorshow Khôl Black 099 en el interior del párpado inferior, y si alguna lo necesita retocarse un poco las cejas con el Diorshow Bold Brow y Diorshow Brow Styler.

Para este tipo de maquillajes tan naturales las bases deben ser uniformes y frescas, ni muy brillantes, ni muy empolvadas. Este equilibrio se obtiene utilizando la base Diorskin Forever & Ever Wear Primer.

A continuación, nos aplicaremos un fondo de maquillaje como el Diorskin Forever Undercover que ofrece una cobertura modulable pero a la vez natural gracias a su textura un poco acuosa.

También podemos aplicarnos unos toques de corrector con el Diorskin Undercover Concealer y, finalmente, matificar todo el rostro con una nube muy ligera de Diorskin Forever & Ever Control Loose Powder.

Como os decía al principio, Peter Philips ve este look con unos labios muy naturales. Los Dior Addict Lip Glow (disponibles en 4 tonos) resultan perfectos, pero mejor aún si nos exfoliamos antes con el Lip Sugar Scrub.

Para un total look años sesenta, lo mejor es dejarnos el pelo suelto y ondulado, o recogérnos el flequillo en un moñete medio suelto.

Sitio oficial Dior

2

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *