El FBI recupera los zapatitos rojos de «El Mago de Oz» desaparecidos hace 13 años por arte de magia

Cuando se habla de zapatos en el cine, uno de los más famosos sin duda fueron los lucidos por Judy Garland en la película «El Mago de Oz». ¡Sí, aquellos rojos que al golpear con ellos tres veces el suelo consiguieron que la jovencísima Dorothy viese realizado su mayor deseo: ¡Volver a Kansas!

Estos icónicos zapatos no tardaron en convertirse en objeto de deseo para los fetichistas por lo que se custodiaban en una cajita de cristal en el Museo de Judy Garland en Grand Rapids (Minnesota), su ciudad natal. Sin embargo, desaparecieron un buen día en mitad de la noche en el 2005.

Aunque se ofreció una recompensa de un millón de dólares a cualquiera que pudiese informar sobre su paradero, nunca se había vuelto a saber nada de ellos.

Hasta ayer martes cuando el FBI emitió un comunicado anunciando que, después de haber investigado numerosas pistas falsas durante estos años,  habían sido encontrados en buen estado.

Las alarmas saltaron cuando hace justo un año, un individuo intentó estafar a la compañía de seguros que tiene los derecho de propiedad de estos zapatos.

Mediante un operación dirigida por agentes encubiertos del FBI se logró capturar al ladrón. Lo curioso es que existen, al menos, otros tres pares de zapatos idénticos a los lucidos por Judy Garland en la película. Uno de estos pares se expone en el Museo Nacional de Historia Americana de Washington, y fueron adquiridos mediante donaciones particulares por la friolera de 300.000 dólares durante el año 2016.

20

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *