El Nuevo Balneario de la Playa de la Concha en Suances (Cantabria) un lugar cool donde comer rico, rico a precios razonables

En la calle Palencia de Suances (Cantabria), justo delante de la playa de la Concha acaba de abrir sus puertas el restaurante El Nuevo Balneario. Se trata de un antiguo chiringuito de playa al que hace muchos años solía acudir la gente a darse baños calientes.

Cartel

No es que el municipio de Suances tenga fuentes de aguas termales, pero cerca de donde estaba ubicado el chiringuito pasaba un manantial del que los dueños del local sacaban agua que calentaban para que la gente pudiese disfrutar de agradables y terapéuticos baños. También alquilaban tumbonas para que la gente pudiese tomar el sol en la playa.

flores

Con el paso de los años, la familia que regentaba esta balneario un tanto sui generis decidió alquilar el local. Gracias a la Concesión de Costas, un grupo constructor obtuvo los permisos pertinentes para regentar este chiriguito situado a pie de la playa de la Concha durante 4 años, emprendiendo las obras necesarias que lo han convertido en un magnífico restaurante con unas vistas espectaculares.

La decoración del local es absolutamente minimalista. Todo gira en torno a unos enormes ventanales cuya única función parece consistir en introducir la playa en el interior del local, pero sin los inconvenientes del clima, de la arena de la playa, y de las voces y risas de los bañistas.

Ventanales1

Los responsables del nuevo local querían que en El Nuevo Balneario se pudiese disfrutar de la mejor gastronomía a precios razonables. Para lograrlo contrataron al chef Pedro Moreno, un riojano de pro, a quienes le salen los arroces casi tan ricos como el bacalao, los pimientos rellenos, las carnes a la brasa o la tarta de queso hecha en casa.

La carta de vinos no es muy extensa pero si contundente. Podremos optar entre Riberas del Duero, Riojas o Alvariños, y algún que otro orujo potente procedente de Potes o de Liébana.

Ventanales2

Otra de las apuestas fuertes de la carta son los productos cántabros como las anchoas, los quesos o los tomates de Tagle.

En El Nuevo Balneario trabaja una plantilla compuesta por 14 personas, pues en la planta inferior, justo a pie de playa, han abierto también una especie de bodeguilla con una barra flotante donde se puede pasar en bañador y disfrutar de pinchos o de estupendas raciones mientras se observa a los surfistas y a las gaviotas.

Deco

La decoración del local es tan neutra que puede resultar la mar de versátil en lo relacionado con la celebración de eventos varios ya que se puede ajustar a las necesidades de cualquier tipo de celebración (bodas, bautizos, comuniones, fiestas de empresa, presentación de productos, etc.). Tiene capacidad para 160 personas (20 de pie delante de la barra).

Un espacio que dará mucha vida al municipio de Suances que en verano pasa de 10.000 a 40.000 habitantes, y que necesitaba de un restaurante de estética cool y sofisticada donde se puede comer a la carta cosas tan deliciosas como marmita de pescado, ensalada de cecina con floie, merluza rellena de marisco o flamenquines de lomo al cabrales con un buen puding o unas natillas caseras por sólo 15,00 euros o comer a la carta por unos 24,00 euros (incluida la bebida).

casa

Si os animáis a visitarlo, preguntar por Loli González, la encargada. Os atenderá con amabilidad y simpatía, y os contará todo lo que hay que saber de un local que si estuviese en Madrid no tendría nada que envidiar a las propuestas de los chefs Sergi Arola o Juan Pablo Felipe, sólo que con mejores vistas, y con arreglos florales como sólo son capaces de hacer en Cantabria.

Por cierto, al salir, fijaros también en la casa de estilo Art Nouveau que hay enfrente. Está completamente cubierta por la hiedra, pero todavía se adivina su silueta, y dos originales ventanas de madera que dan al mar. Por lo visto pertenece a un señor de Torrelavega, pero no me supieron o no me quisieron decir más. ¡Es increíble lo reservados y prudentes que son los cántabros!

Sitio oficial | Restaurante El Nuevo Balneario

4

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *