El nuevo fluido 50+ y su increíble textura sensación piel desnuda de Avène

Para disfrutar del sol de forma saludable, lo primero que tenemos que hacer es acostumbrarnos a utilizar un fotoprotector y, para mantener la protección indicada, renovar frecuentemente las veces que nos lo aplicamos ¡sobre todo si nos bañamos en el mar o en la piscina!

Eso no significa que debamos permanecer más tiempo tumbados. La sobre-exposición es una seria amenaza para la salud. Por eso yo he decidido que, a partir de ahora, no vuelvo a tomar el sol en el jardín, ni pasear por la playa sin sombrero ni gafas.

La buena noticia es que ahora existen fotoprotectores para todos los gustos: en tubo, en spray, en stick, compactos… Después de probar muchos, me quedo para el rostro con el Fluido 50 SPF de muy alta protección de Avene por su toque seco. Para el cuerpo, en cambio, prefiero la Bruma Satinada para pieles sensibles.

Se trata de un aceite protector en spray muy resistente al agua con SPF 30. Un producto formulado para minimizar los riesgos de reacciones alérgicas. ¡Gracias a ellos, se acabaron las quemaduras dolorosas y también las manchas y las pecas! Recordad que el uso correcto de la protección solar es la medida más eficaz en la prevención del cáncer de piel.

20
1 Comentario
  • Gg
    junio 18, 2018

    Es verdad…
    Yo hace años que no tomo el sol… la verdad es que no me ha costado nada concienciarme. De jovencitas hacíamos auténticas barbaridades que se pagan con el tiempo.
    Ahora la experiencia de los años y estas maravolillosas cremas nos ayudan a «enmendar» los errores del pasado…

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *