El parkinson acaba con la vida de Sonia Rykiel a los 86 años de edad

La diseñadora Sonia Rykiel, figura icónica de la moda parisina, ha muerto esta mañana de madrugada en su casa de París como consecuencia del parkinson que la aquejaba desde finales de los años 90.

Una lucha desigual que contó en un libro escrito a cuatro manos con Judith Perrignon al que titularon “N’oubliez pas que je joue” (No olvidéis que sigo en juego) y que se publicó en el 2012.

judith-perrignon-et-sonia-rykiel

Cuando en 1954 se casó con Sam Rykiel, propietario de una boutique parisina, Sonia no tenía más que 24 años, y no podía ni imaginarse lo que le deparaba el destino. Por aquel entonces, a Sonia lo que de verdad le interesaba era escribir y leer. Sin embargo, en la boutique que de su marido no encontraba nada que le gustara.

n-oubliez-pas-que-je-joue-de-sonia-rykiel

La aventura de Sonia Rykiel realmente comenzó en el año 1962 cuando después de recibir un pedido de jerséis que habían hecho a una fábrica italiana los modelos que recibieron no eran lo que ella esperaba y, ni corta ni perezosa, se arremangó y se puso manos a la obra para dotarlos de la actitud que ella buscaba.

7 veces tuvo que rehacer el modelo hasta que consiguió que éste se amoldase a la figura, convirtiéndose así en el famoso jersey Rykiel.

o-SONIA-RYKEL-FRANOISE-HARDY-900

Un jersey que supo construirse toda una leyenda, ya que no tardó en ser cuqueado por las estilistas y las editoras de moda de la época, llegando a ser fotografiado para la portada de la edición francesa de la revista Elle correspondiente a la semana del 13 de diciembre de 1963 lucido por una Françoise Hardy de sólo 19 años.

Pronto actrices de la talla de Audrey Hepburn no tardaron en pasar por la boutique de los Rykiel para hacerse con uno, dos o más modelos de este tipo de jerséis (Audrey se marchó con 5 debajo del brazo).

13920801_10154390863546639_5035009966269260245_n

En 1968 Nathalie Rykiel, hija de Sonia y de Sam, fue quien se hizo con las riendas del negocio. Pero la revista WWD ya había coronado a su madre como la Reina del Punto.

Los modelos diseñados por Sonia no tenían vivo, y sus estampados a rayas o negros eran inmediatamente identificables aunque hubo quien los bautizó con el nombre de “poor boy sweater”.

Con la inestimable ayuda de la diseñadora Julie de Libran el imperio de Sonia Rykiel llegó a tener mucha influencia en el mundo de la moda. Su famoso jersey era equiparable a la sahariana de Yves Saint Laurent o al traje metálico de Paco Rabanne.

Lancome

Sus desfiles también eran atípicos. En vez del clásico ambiente austero que solía imperar por aquel entonces, las modelos de Sonia Rykiel salían a la pasarela bailando y riendo dando buena muestra de la alegría de vivir.

La melena indomable y pelirroja de Sona Rykiel se convirtió en parte de su ADN y la hacía reconocible entre un millón.

La firma realizó muchas colaboraciones con otras marcas. Las más conocidas fueron a las que llegó con Lancôme o más recientemente la colección cápsula diseñada para H&M.

Pierre Bergé

El mundo de la moda llora a su reina, y saluda con respeto su increíble trayectoria. Pierre Bergé, pareja y socio de Yves Saint Laurent, la ha recordado hoy haciendo unas declaraciones en las que explicaba como en el año 1974 Sonia Rykiel se convirtió en la vice-presidenta de la Chambre Syndicale de los diseñadores y creadores de moda franceses.

“Sonia era una mujer de gran talento que sentía una especial predilección por el jersey, vistiendo con esta prenda a mujeres activas y modernas. Sonia Rykiel era la diseñadora de las mujeres parisinas”.

Esta mañana Pierre Bergé se despedía de ella con un emotivo mensaje en Facebook en el que decía:

“Ha muerto Sonia Rykiel. Tenía mucho talento. En 1973 juntos fundamos la Chambre Syndicale del Preêt-à-porter. La quería mucho”.

Fotos Facebook Sonia Rykiel

2

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *