El Plan B de Brad Pitt le ayuda a reinventarse y a reaparece recuperado y sonriente durante la première de Okja

El pasado jueves tuvo lugar en Nueva York el preestreno de la película «Okja». A la misma, como es lógico, asistió todo el equipo de rodaje. Muy elegante con un traje gris y camisa blanca se pudo ver a Brad Pitt.

«Okja», que recibió estupendas críticas durante la pasada 70 edición del Festival de Cannes, ha sido dirigida por el prestigioso director de cine surcoreano Bong Joon-ho y producida por la productora “Plan B” constituida por Dede Gardner, Jeremy Kleiner, Lily Collins y el propio Brad Pitt.

Curiosamente, la película se proyectará simultáneamente en 190 países gracias a Netflix (Netflix cuenta ya con unos 98 millones de suscriptores a nivel mundial) y en cines surcoreanos y estadounidenses a partir del próximo 28 de junio. Una decisión que ha causado tanta polémica que el Festival de Cannes se ha visto obligado a cambiar sus reglas de forma que el año que viene no podrán competir películas que no se hayan estrenado antes en salas de cine.

La película cuenta la historia la pequeña Mija que durante 10 años ha cuidado de un gigantesco animal (un cerdo con aspecto de hipopótamo transgénico) en las montañas de Corea del Sur. Una gran multinacional los descubre y los traslada a Nueva York. Todo el mundo está empeñado en controlar el destino de Okja, empezando por la narcisista y egocéntrica CEO de la compañía (Tilda Swinton), pero Mija está dispuesta a enfrentarse a lo que sea para salvar al animal.

Después de haber pasado varios meses parapetado en el silencio a causa de sus problemas con el alcohol y las drogas que pusieron fin a su matrimonio con Angelina Jolie, el actor se puso en manos de especialistas, y hace ya seis meses que ha dejado de beber.

El otro día os contaba que ha contratado a un nutricionista para que vigile su dieta, y que se ha sometido a un tratamiento laser para hacer desaparecer de su piel cualquier rastro de tatuajes que le recordase el periodo pasado con Angelina.

Brad posó delante de los fotógrafos sonriente y de buen humor. Según todos los indicios, lo peor ya ha pasado y el actor parece haber aprendido a reinventarse.

Por este motivo no dudó en posar en una gran foto de familia al lado de las actrices Tilda Swinton, Lily Collins y An Seo Hyun y de los actores Paul Dano, Steven Yeun, Giancarlo Esposito y Devon Bostick.

Ya sabéis que siento auténtica debilidad por Tilda. En esta ocasión, la oscarizada actriz lució un vestido georgette de seda en color crema plisado de Schiaparelli, embellecido con un corazón bordado con unos zapatos haciendo juego.

Sitio oficial Plan B Entertainment

7
5 Comentarios
  • GG
    junio 11, 2017

    Me gusta!

  • Eva
    junio 11, 2017

    Bien!

  • Cobre
    junio 11, 2017

    Querer es poder, ¡bien por él!

  • María
    junio 14, 2017

    Me alegro por él, qué pena teniéndolo «todo»…

  • Teresa
    agosto 14, 2018

    Bien por Brad!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *