El primer desfile de Kim Jones para Dior Men cumple la emocionante promesa de un nuevo comienzo

Hoy, a las 17:00 h – hora torera-, Kim Jones ha presentado su primera colección para Dior Homme correspondiente a la primavera-verano 2019 en uno de los cuarteles de la guardia republicana de París.

La llegada de Kim Jones como director artístico masculino a Dior ha supuesto todo un hito. Sin embargo, siguiendo el ejemplo de su colega y amigo Virgil Abloh el flamante diseñador de Dior Men ha querido dejar patente que la fama incontestable que hoy tiene la marca no se hubiese podido lograr sin la participación, las habilidades y un saber hacer milenario (siempre revitalizados), de muchas otras personas.

Para dejarlo patente ha pedido a la fotógrafa Jackie Nickerson que fotografiase en una serie de instantáneas a todas las petites-mains que trabajan de forma hábil y creativa en los talleres, oficinas y flasghip de Dior en París para que quede constancia en imágenes de toda la pasión existente en ellas porque la colaboración de todas ellas constituye la columna vertebral que hace grande a Dior.

Jones es de los que están convencidos de que nunca se tiene una segunda oportunidad para causar una gran impresión. Así que, ni corto ni perezoso, pidió al Pop-Artist estadounidense KAWS que crease una impactante instalación de 10 metros de altura cubierta por 70.000 flores -como el Puppy de Jeff Koons del Guggenhein de Bilbao-, que presidiese el desfile desde un sitio de honor.

Los invitados que iban llegando al lugar donde se iba a celebrar al desfile pudieron admirar y fotografiarse junto a esta reinterpretación de uno de los personajes más famosos de este artista quien trabaja también para Baby Dior creando adorables peluches.

El diseñador estadounidense también ha reinterpretado, en colaboración con Jones, el icónico símbolo de la abeja de Dior. Así que, a partir de ahora, ya sabéis: ¡solo tendréis que seguir a la abeja!

Jones también pidió al diseñador Matthew Williams que colaborase con él en este desfile creando una serie de joyas de fantasía. Así pues, Williams ha diseñado para la ocasión una hebilla única con las iniciales CD con la que se ha adornado gorras y cinturones.

A pesar de ser una colección de moda masculina, Jones parece haberse inspirado en la historia de la alta costura femenina de la marca, lo que explica la delicadeza de los materiales, su refinada confección que dejaba sensuales aperturas en las camisas en lugares estratégicos, y una paleta de colores que va del blanco al beige pasando por el azul claro y el rosa bebé que, en ocasiones, reproducía un estampado floral que recordaba el de la tazas en las que Monsieur Dior solía tomar el té.

Las chaquetas, utilizadas como del revés, desvelan su forro de rayas y superposiciones de dos tipos de organza de seda. Mientras tanto, las camisas revelan flores estampadas o bordadas con plumas mediante juegos de materiales y transparencia. Las camisetas de tirantes también se apoderan de este efecto, a su vez, decoradas con los motivos de la toile de Jouy y la tela Dior Oblique.

La nueva chaqueta creada por Kim Jones, bautizada Dior Oblique, envuelve la silueta con una línea diagonal y está disponible en rosa, amarillo, gris, negro o blanco. Se trata de un guiño a uno de los modelos creados para la colección otoño-invierno 1950.

La toile de Jouy, este gran clásico de la confección francesa adornaba, desde 1947, las paredes de la primera boutique del diseñador-fundador, bautizada «Colifichets» –en el número 30 de la avenue Montaigne– y realizada con el decorador Victor Grandpierre, según los consejos del artista Christian Bérard. Inspirándose precisamente en esta toile de Jouy, Kim Jones la ha desplegado, como su colega Maria Grazia Chiuri, en gabardinas, chaquetas, pantalones, shorts, camisas e incluso camisetas de tirantes, reinterpretándola en un estampado all-over, jacquards o plumas bordadas.

En cada uno de sus desfiles, en los salones del número 30 de la avenue Montaigne, Christian Dior recibía a sus invitados en elegantes sillas de estilo Napoleón III, cuyo asiento estaba realizado en cannage claro. Convertido en un código icónico de la Maison, este trenzado artesanal ha sido reinterpretado por Kim Jones. Recortado con láser, este motivo ha servido para adornar una gabardina de cuero, y alguna cazadora.

Los modelos desfilaron todos con el pelo liso con raya enmedio y con un solo pendiente con las CD creadas por Matthew Williams. En los pies, deportivas, y como accesorios cinturones y mochilas adornadas con atrevidas cadenas a juego con pulseras de plata diseñadas por la diseñadora AMBUSH’s Yoon Ahn a quien Kim Jones invitó a salir con él al final del desfile para saludar.

Llamaban mucho la atención los nuevos bolsos inspirados en los Saddle Bag y las riñoneras para cinturón, así como los llaveros KAWS BFF. El diseño de la abeja se vio en el estampado de conjunto de dos piezas.

Después de haber visto desfilar las propuestas de Kim Jones podemos decir que el flamante nuevo diseñador de Dior Homme ha llevado el saber hacer de la marca a emocionantes cuotas tan nuevas como modernas a través de una serie de transparencias reinventadas sin olvidar hacer mención de los ingeniosos bordados.

12

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *