El príncipe Carlos de Inglaterra ungido como sucesor de la reina Isabel II al frente de la Commonwealth

Para despedir a los líderes de la Commonwealth – que se habían reunido esa misma mañana en la que fue la I edición de la Reunión de los Jefes de Estado de la Commonwealth -, ayer la reina Isabel II organizó una cena de gala en el Palacio de Buckingham.

Isabel II acudió a la misma muy elegante, vestida con un traje largo de color blanco bordado con paillettes, pero en vez de lucir una de sus espectaculares tiaras, la reina optó por desempolvar su corona.

Y es que el anuncio que pensaba hacer lo merecía. Para sorpresa de todos, la reina aprovechó el momento de los brindis para anunciar que deseaba que su hijo, el príncipe Carlos fuese ungido al día siguiente como su sucesor al frente de la Commonwealth.

Viendo luego las fotos del evento entendemos el por qué todos los miembros de la familia real acudieron al mismo luciendo sus mejores galas y todas sus condecoraciones y medallas.

Todos menos Kate Middleton que está ya a punto de dar a luz, y Meghan Markle que prefirió quedarse en casa por no hacerle el feo. Quien no quiso perderse la velada fue la princesa Beatrice que aprovechó que era la única fémina de su generación de la familia real para brillar con luz propia. Y lo hizo apostando por un vestido largo de gasa negra bordada con primaverales flores de color rosa de la marca Needle & Tread que en su día costaba 425 libras pero que hoy se puede todavía adquirir rebajado a la mitad.

Teniendo en cuenta que la idea en un futuro es que sea el príncipe Harry y Meghan Markle quienes se ocupen de todos los asuntos relacionados con la Commonwealth mientras su hermano hereda el trono de Inglaterra, el que no estaba convencido del todo con este arreglo fue el príncipe Harry.

9

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *