La visita de los duques de Cambridge a París diseccionada al detalle

Como ya os comenté que harían a mediados de febrero, los duques de Cambridge llegaron a París después de comer para una visita oficial de dos días de duración (17-18 marzo).

Una visita que coincide en el tiempo justo antes de que se formalice el Brexit, lo que se ha interpretado como una acción con una fuerte carga simbólica en términos económicos pues, ahora más que nunca, es cuando es importante para el Reino Unido atraer la atención de inversores franceses.

Kate Middleton y el príncipe Guillermo llegaron en el tren Eurostar a la Gare du Nord a primera hora de la tarde, y desde allí se dirigieron al Palacio del Elíseo donde fueron recibidos por François Hollande.

Después de posar para los fotógrafos allí congregados para inmortalizar su visita, y departir amigablemente con Hollande durante media hora, los duques de Cambridge pusieron rumbo hacia la residencia del embajador de Gran Bretaña donde participaron en una recepción para afianzar con sus vecinos (les voisins) las relaciones franco-británicas.

Los duques de Cambridge tuvieron que darse prisa para que les diese tiempo a cambiarse antes de la recepción. El príncipe Guillermo optó por un traje en un color azul un poco más claro que el que se puso por la mañana, y Kate Middleton se enfundó en un traje de tweed ajustado al cuerpo de color negro, largo midi, sin mangas y con un escote en V firmado por Alexander McQueen.

En esta recepción estuvieron acompañados por el embajador Lord Edward Llewellyn y su mujer Anne. Allí saludaron y departieron con líderes y jóvenes promesas del mundo del arte, del deporte, de la moda, empresarios, y también con jóvenes militares.

Después de esta entretenida recepción para conocer a sus vecinos de al lado, el hijo de Lady Di y la mamá del príncipe George y de la princesa Charlotte se retiraron a sus habitaciones para descansar un poco y prepararse para una cena de gala que ofreció en su honor el embajador de Gran Bretaña en Francia.

Para la misma, la mujer del príncipe Guillermo optó por un traje de la diseñadora Jenny Packham. Un traje couture terminado a mano que ponía de manifiesto su silueta longilínea en un color azul grisace con bordados plateados que todavía se puede adquirir por la módica cifra de 3.135 libras.

Kate los accesorizó con unos salones de Oscar de la Renta, con unos pendientes chandeliers de brillantes que ya le hemos visto en otras ocasiones y con un brazalete estilo Art Decó a juego.

Antes de que diese comienzo la cena, los duques de Cambridge y el resto de los invitados a la cena de gala pudieron disfrutar de la actuación en vivo del grupo musical Kids United. Aunque Kate estuvo sentada al lado del actor español nacionalizado francés Jean Reno, alrededor de la mesa también se pudo ver a la alcaldesa de París Anne Hidalgo, y a las actrices Audrey Tautou y Kristen Scott-Thomas.

Mañana, Kate y Guillermo antes de acudir a las 15,25 h al Estadio de Francia para asistir al partido de rugby entre Galles y Francia visitarán y se dejarán fotografiar delante de los lugares más emblemáticos de la ciudad.

En Totum Revolutum Cuando se conmemoran los 20 años de la muerte de Lady Di los duques de Cambridge realizarán una visita a París de 2 días

10
3 Comentarios
  • María
    marzo 19, 2017

    Qué bonito el vestido de noche, iba espectacular.

  • GG
    marzo 22, 2017

    Si, me encanta como va vestida siempre… Y la cara tan dulce que tiene, ya podría aprender «alguna»…

  • Teresa
    julio 18, 2017

    Sí, está guapísima!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *