En tan solo una semana el indice de aprobación de Melania Trump sube de 37 a 54 puntos

En honor a la verdad he de decir que me encanta que los Trump hayan posado delante de una decoración típicamente navideña para felicitarnos estas fiestas. Nunca he entendido muy bien esa manía de los Royals de enviar Christmas posando en bañador en fotos realizadas durante el verano.

Cada temporada tiene su encanto, y la nieve, las luces, y los muñecos de nieve también deberían tener un hueco en las estanterías de nuestras chimeneas, ¿no os parece?

Melania Trump debe ser de mi misma opinión, y para celebrar la primera Navidad de su familia en la Casa Blanca no ha escatimado en gastos rindiendo honores a la tradición. La espectacular decoración que ha encargado incluye 71 coronas de adviento que han colgado en cada una de las ventanas y balcones de la casa, 53 árboles de Navidad repartidos a lo largo y ancho de la propiedad, más de 18.000 luces y hasta 12.000 adornos.

Para felicitarnos a todos una muy Feliz Navidad (que no Fiestas como solían hacer los Obama para resultar más políticamente correctos), el matrimonio ha posado muy juntito y de la mano dalante de las puertas de la Sala Azul. Él vestido con el clásico smoking. Melania, en cambio, ha vuelto a optar por una creación firmada por Atelier Delpozo.

Un vestido sin mangas diseñado por Josep Font adornado con complejos bordados y brillantes apliques empleando técnicas de la alta costura realizadas por la Maison Lesage de París, tono sobre tono, que Flotus combinó con un par de salones del mismo color.

Desde que Melania se traslado a la Casa Blanca este verano, lo cierto es que el índice de aprobación de la Sra. Trump no para de crecer entre los estadounidenses (ha subido de 37 a 54 puntos durante la última semana del mes de enero). A día de hoy, el 54 por ciento de los encuentados ven a la First Lady de manera favorable. Gracias a ella, el índice de aprobación de su marido también ha subido (aunque mucho menos). Ahora está en 41 puntos.

Melania se muestra ahora de lo más proactiva, sus compromisos públicos cada vez son más numerosos, y ya se atreve incluso a hablar en público. También se sabe mover muy bien entre los líderes extranjeros tanto cuando estos están de visita en la Casa Blanca como cuando acompaña a su marido a realizar visitas de estado al extranjero.

En vista de su creciente popularidad, el papel de la hija de Trump parece haberse desvanecido un poco, de lo cual me alegro pues me parecía tremendo que relegasen a la Flotus más estilosa que ha tenido nunca la Casa Blanca (con permiso de Jackie Kennedy) a un segundo plano mientras estuvo residiendo en Nueva York para que su hijo Barron no tuviese que cambiar de cole a mitad de curso.

6
1 Comentario
  • GG
    diciembre 21, 2017

    Yo eso del cole nunca lo entendí mucho, la verdad…
    Pues, si lo está haciendo bien, bueno es que de lo reconozcan!
    (Me sobra la guirlanda alrededor de la puerta de la felicitación, pero lo habrán pues los mejores decoradores, así q yo a callar! )

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *