Entre reinterpretación de la herencia Chanel y tecnología el desfile Couture de Lagerfeld redefine la elegancia

Para el desfile Couture de la temporada otoño-invierno 2015-2016, Karl Lagerfeld se ha inspirado en un casino de estilo Art Decó que no dudó en recrear en el Grand Palais de París.

Casino.

Un casino al que ha bautizado con el exclusivo nombre de Chanel Cercle Privé, y al que no dudó en invitar a jugar a musas de la firma de la talla de Julianne Moore, quien lució para la ocasión el magnífico collar Comètes de Chanel Haute Joaillerie, Kristen Stewart o Lily Rose Depp, la última niña mimada del Káiser.

TEAMS_479749292

A principios de su carrera, en 1909, Gabrielle Chanel se dedicaba a confeccionar y vender sombreros que no sólo personalizaba sino que ella misma lucía.

invitados2

En 1913 abrió una boutique en Deauville, y luego en 1915 otra en Biarritz. Tres años más tarde, se instaló la rue Cambon donde las prendas de vestir fueron llegando para completar sus ya famosos conjuntos realizados en tela de jersey.

Su éxito fue in crescendo al igual que el prestigio de esta dirección que, a partir de entonces, se dedicó a la haute couture. Hoy, bajo el impulso de Karl Lagerfeld, cada temporada ve aparecer una nueva colección sin precedentes, como si hubiese partido de cero.

TEAMS_479749300

Más allá de la arquitectura de las prendas, de los materiales utilizados está el trabajo de los artesanos que trabajan en los talleres y todas esas profesiones de arte que no tienen parangón.

Final

La Haute Couture al caracterizarse por todos esos savoir-faire históricos y por la precisión prestada a los detalles es un terreno de innovación constante. En simbiosis con las maisons d’art del grupo y sus talleres, Karl Lagerfeld actúa como si fuese un director de orquesta experimentando con nuevas formas de hacer, inventando lo que todavía no existe.

En esta última colección a la que han llamado Chanel Cercle Privé hemos podido comprobar como ha mezclado tejidos tradicionales con PVC, lurex, un encaje plastificado o neopreno que hincha los trajes proporcionándoles volúmenes inéditos hasta la fecha, asociándolos a bordados realizados con perlas, cristales y paillettes para crear nuevos tejidos inteligentes.

Invitacion

Los tailleurs que se han presentado en este desfile requieren más de 200 horas de trabajo, mientras que los trajes de 300 a 600 horas, los más especiales incluso más de 1.000 horas.

Todo comienza con un croquis firmado por Karl Lagerfeld. El modelo se confecciona en una toile de algodón, que el mismo Káiser prueba a una modelo. A continuación toca la elección de las telas y el trabajo de costura.

En los talleres, 50 manos se dedican a los tweeds, las lanas, el curo mientras que otras 50 lo hacen con el tul, la organza, la muselina, el crêpe, el encaje y otros tejidos delicados. El toque final, dictado por el propio Lagerfeld, consiste en accesorizar los 68 looks que hemos podido ver en este desfile con bisutería, guantes, sombreros y zapatos durante el último ensayo, el día antes del desfile.

Una vez concluido el desfile, los clientes son recibidos en la rue Cambon para que puedan asistir a un pase privado de los modelos que se adaptarán a sus preferencias y a sus medidas. Una experiencia exclusiva que cada vez atrae más a las nuevas generaciones.

Entre moda y tecnología, respeto y reinterpretación de la herencia Chanel, Karl Lagerfeld renueva cada temporada la Haute Couture con audacia, creatividad y moderidad proponiendo una definición que cada año se renueva de una elegancia ideal y contemporánea.

Sitio oficial | Chanel
En Totum Revolutum | PFW Couture AW15

0

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *