Felipe VI y el rey de Holanda investidos Caballeros de la Nobilísima Orden de la Jarretera en el castillo de Windsor

Aunque el Order of the Garter Day se celebra el 23 de abril, festividad de St. George en Inglaterra, hoy, en Buckingham Palace, la reina Isabel II impondrá The Most Noble Order of the Garter (la Nobilísima Orden de la Jarretera) a nuestro querido rey Felipe VI.

Un día solemne para rendir homenaje a la orden de caballería más importante y antigua del Reino Unido que data del año 1348, y que solo admite a personas que hayan realizado hechos excepcionales al servicio del Reino Unido.

Según cuentan los anales de la historia, la creación de esta orden surgió cuando, durante un baile que se celebró en Calais (al norte de Francia), mientras Eduardo III bailaba con su amante Catherine Grandison-Montacute, condesa de Salisbury, a ésta se le cayó una liga roja al suelo.

Para salir del paso, Eduardo III evocó a su antepasado, el rey Ricardo Corazón de León, quien en su cruzada a Tierra Santa acostumbraba a colocarse alrededor del muslo un pañuelo rojo, como San Jorge. Una prenda como las que se solían usar en los torneos o justas entre caballeros, para que les protegiese y trajese suerte.

Así que, parsimoniosamente, el rey Eduardo III recogió la liga del suelo y se la colocó a la altura de su rodilla cortando de raíz las risas y comentarios, al tiempo que añadía de forma solemne que los que entonces se mofaban, llegarían a sentirse muy honrados por poder lucir una prenda parecida, ya que esta liga llegaría a convertirse en semejante honor, que hasta los que en esos momentos reían desearían llegar a tener una de ellas con todas sus fuerzas.

Esta mañana, la reina y los miembros de la familia real han asistido a un servicio religioso, y a la ceremonia de imposición del Día de la Jarretera en el castillo de Windsor. Esta importante distinción, que se remonta a más de 700 años, ha sido concedida en la Garter Throne Room a la atleta Lady Mary Peters, y al marqués de Salisbury ex presidente de la Fundación Thames Diamond Jubilee.

Inspirándose en la corte del rey Arturo y en los Caballeros de la Mesa Redonda, el rey Eduardo III creó su propia orden de caballeros honorables: la Orden de la Jarretera (Order of the Garter). La capilla de St. George ha sido siempre el hogar espiritual de esta Orden desde su fundación. En la actualidad, los caballeros son elegidos en reconocimiento a un servicio púbico. En el día de hoy, la reina ha investido a 25 nuevos caballeros. Entre ellos, el rey Felipe VI y el rey Guillermo de Holanda han sido nombrados caballeros de esta nobilísima orden.

Para celebrarlo, la reina organiza cada año un almuerzo en la Waterloo Chamber del castillo de Windsor a la que han acudido los reyes de Holanda que forman parte de los 8 caballeros y damas extranjeros a los que se reconoce con esta distinción su servicio y lealtad a la monarquía británica.

Imágenes curiosas del Gater Day en las que podemos ver a nuestros reyes compartiendo calesa con los duques de Cambridge. Por cierto, que Kate Middleton y Letizia Ortiz coincidieron al ir de blanco puntuado de negro. Los reyes de Holanda hicieron lo propio acompañados por el duque de York. Hablando de saber llevar un sombrero, Máxima Zorreguieta prefirió estar durante la imposición de la Orden de la Jarretera a su marido con la cabeza descubierta (la ceremonia tuvo lugar en la Waterloo Chamber del palacio de Windsor), pero luego, para pasear en landó prefirio tocarse con un sombrero en los mismos tonos que su vestido.

Este es el modelo diseñado por Claes Iversen en el que se inspiró Máxima de Holanda para acompañar hoy a su marido al castillo de Windsor para ser investido caballero de la Nobilísima Orden de la Jarretera. El modelo que lució Máxima es bastante más recatado, no lleva el escote tan pronunciado, y el largo le llega justo por encima de las rodillas.

Para posar junto al recientemente nombrado Caballero de la Orden de la Jarretera, la reina ha vuelto a confiar en la diseñadora Ana Cherubina. El vestido en cuestión responde al nombre de “Didi”, cuesta 280 euros, y está confeccionado en un tejido de twill con una excelente caída y suavidad. Cuenta con fantásticas mangas abullonadas con copa farol y puños abotonados. El cuello tipo perkins le aporta un toque de elegancia único rematado en su lado izquierdo por pequeños botones forrados. Se trata de un vestido de largo midi, con silueta cortada en cintura por un fajín dibujado con costuras. La reina se lo ha puesto con unos salones y una pochette de color negro, y con un tocado con voilette tono sobre tono.

¡Un día muy emocionante que nos ha dejado preciosas imágenes para el recuerdo, y la posibilidad de ver juntas y retándose en un duelo de estilo a Dña. Letizia, Máxima de Holanda y Kate Middleton!

17

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *