Flotus se muestra fiel a los que apuestan por ella y en su visita a Italia solo jura por D&G

Desde que fue nombrada First Lady of America muchos han sido los diseñadores quienes siguiendo el ejemplo de Sophie Theallet y Tom Ford se han dedicado a boicotear a Melania Trump como medida para protestar contra la política de su marido Donald.

Sin embargo, los diseñadores Stefano Gabbana y Domenico Dolce de la firma homónima Dolce & Gabbana siempre han manifestado que para ellos era un orgullo poder vestir a Melania Trump.

Y como un gesto vale más que mil palabras, la mujer del 45 presidente de los Estados Unidos de América ha sabido agradecerles su apoyo vistiendo exclusivamente de su firma durante su visita a Italia.

El total look en negro que lució durante su visita al papa era de D&G. Stefano Gabbana ya se encargó de pregonarlo a los cuatro vientos agradeciéndole el gesto a través de su cuenta de Instagram.

De paso por Sicilia donde está teniendo lugar la cumbre del G7 en la que participa su marido, la madre de Barron Trump se vistió de los pies a la cabeza nuevamente de D&G para acudir al Palacio Chierichi de Catania y saludar a su alcalde Enzo Bianco.

Melania apareció vestida con un traje de cóctel confeccionado en una tela brocada en color claro sobre el que se puso un chaquetón 3D tres cuartos de fondo claro con flores multicolores superpuestas perteneciente a la última colección de los diseñadores italianos que cuesta la friolera de 46.000 euros.

La ex modelo reconvertida en First Lady los combinó con un par de salones forrados con una tela parecida a la del vestido y una pochette de la misma marca haciendo juego. El bolso se puede adquirir por la módica cantidad de 1.500 euros.

El look de Melania contrastaba con el vestuario mucho más casual de Brigitte Macron, la recién estrenada mujer del presidente de Francia que apostó por unos vaqueros pitillos blancos a juego con un jersey con mangas midi de color rojo con botones a la altura del hombro izquierdo no sabemos si una vez más de Louis Vuitton.

Estos últimos días todo el mundo comenta que Melania le ha negado en varias ocasiones la mano a su marido. Recuerdo perfectamente que el día de su investidura ella quiso darle la mano a su marido y él no se la dio. Probablemente después se excusaría con ella diciéndole que en actos protocolarios no podían ir de la mano. Ella debe ser orgullosa, y aprendió bien la lección por lo que es ahora ella quien nunca se la da.

Sin embargo, los comentarios y twits han sido tantos, que su jefe de protocolo han debido aconsejarles que se dejen de historias pues en las fotos del concierto de La Scala de la orquesta filarmónica realizado en el antiguo teatro griego de Taormina las manos de la pareja presidencial parecían pegadas con cola. Por cierto, Melania iba otra vez de D&G con un vestido hecho para ella a la medida que cuesta 40.000 euros y con unos zapatos con mucho glitter de 995 euros.

Sitio oficial Dolce & Gabbana

7
2 Comentarios
  • Cobre
    junio 1, 2017

    Me parece estupendo el comportamiento de Melania!!

    • Cobre
      junio 1, 2017

      Me parece estupendo el comportamiento de Melania!!!!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *