Gancedo celebra una nueva edición de su «Adivina quién viene a…»

Ayer, Gancedo puso en marcha una nueva edición de una iniciativa a la que ha bautizado con el nombre de “Adivina quién viene a”: Diez invitados y un nexo común, para aprender disfrutando de la mano de Cenas Adivina.

Un concepto que recupera aquel otro de las Tertulias del Siglo XXI organizadas por Paloma Segrelles en la época de la transición a las cuales asistían intelectuales y periodistas; y que luego retomó Mona Jiménez quien sentaba a su mesa a una mezcla curiosa de variopintos personajes entre los que había políticos, periodistas, pero también gente de la farándula y famoseo.

El éxito de Las lentejas de Mona consistió precisamente en presentar a personas cuyos caminos probablemente jamás se hubisen cruzado de no ser por la habilidad de la anfitriona, y que dieron lugar a curiosos encuentros, algunos más felices que otros.

Silvia, la fundadora de Cenas Adivina, organiza estos encuentros, que pueden ser almuerzos o veladas como las de antes, cuando se preparaba una comida especial, y se sacaba la mejor vajilla para invitar a personas interesantes en medio de un ambiente cuidado y familiar. Una oportunidad estupenda para conocer gente, y hacer networking.

En el flagship que la marca tiene en el número 21 de la calle Velázquez de Madrid, Beatriz Gancedo – directora de comunicación de la marca -, improvisó un espectacular espacio donde los afortunados invitados al evento pudimos disfrutar de un brunch servido por Masseda Catering alrededor de una vajilla especial de The Coolcorner y arreglos florales a cargo de Teresa Vicente-Franqueira de A Flore mio.

Tras una rápida ronda en la que cada uno de los asistentes aprovecho para presentarse comentando su especialidad y trayectoria, se produjo una interesante conversación en la que todo el mundo tuvo ocasión de poder interactuar aportando su punto de vista o experiencia relacionados con los temas que fueron surgiendo.

Mercedes Isasa nos explicó que desde su estudio de arquitectura (calle Endrinas, 15 de Madrid) se habían especializado en la creación de espacios diversos para grandes corporaciones que se caracterizaban por un adecuado equilibrio entre eficacia, coste razonables y cuidado diseño lo que les había permitido participar en numerosos proyectos de gran envergadura y de marcada singularidad. Entre sus clientes además de embajadas, y grandes empresas como Indra o Iberdrola están también grandes cadenas hoteleras como NH Hotels.

Saskia Bostelmann es una diseñadora de joyas con un MFA en metales y orfebrería por el RISD, y con un máster en diseño de artículos de lujo por la Creative Academy del Richemont Group. Una gran profesional de las artes nacida en México que compagina su gran pasión con la dirección de los programas del máster de diseño del IEMadrid que se caracteriza por el desarrollo de conceptos e instalaciones efímeras orientadas a las marcas.

La interiorista María L.M. Krahe nos confesó que, en realidad era directora creativa en una agencia de publicidad, y que decidió reinventarse después de encargarse de la decoración de su propia casa. Cuando la tuvo acabada la ofreció a una revista especializada en decoración que no dudó en publicarla. Una cosa llevó a la otra, y ahora encadena trabajos. Todos sus proyectos se caracterizan porque procura hablar largo y tendido con sus clientes, interesándose siempre por alguna pieza importante o carismática que les resulte imprescindible. Se confiesa una experta en almonedas de muebles de segunda mano. Como curiosidad: ¡Nunca recomienda las pieles ni los rellenos de plumas!

Jesús Anaya es Doctor Arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM), y creó Anaya Architects en 1980. Desde entonces ha impartido numerosos cursos de licenciatura como profesor de doctorado en la ETSAM. Anaya ha diseñado proyectos para el Patrimonio Nacional, el Barón Thyssen-Bornemisza y varias importantes empresas españolas relacionadas con el mundo de la construcción, como Iberdrola, Gilmar, Seguros y Santa Lucía. Durante el brunch nos estuvo comentando cosas interesantísimas y compartió con todos los presentes, con generosidad, algunas de sus valiosísimas direcciones secretas.

Teresa Herrero es redactora jefe de la edición española de la revista  ELLE Decó. La revista se lanzó en el año 1989, y es el resultado de aplicar la fórmula ELLE al mundo de la decoración, manteniendo sus principios de libertad de pensamiento, equilibrio y calidad. Con cinco números al año, ofrece las propuestas decorativas más atrevidas e innovadoras y las tendencias más vanguardistas.

Chío León es una sevillana, diseñadora textil de profesión, quien después de trabajar muchos años para Loewe hizo las maletas y se fue a vivir a Miami. Después de varios años viviendo del otro lado del charco ha vuelto a Madrid donde de nuevo está abriéndose camino dentro del mundo del diseño y de las telas.

La interiorista Luisa Olazabal tiene un estudio de interiorismo en El Viso de Madrid, en la calle Oria para mayor precisión. Madre de 5 hijos, llegó unos minutos tarde porque había tenido que llevar antes a una de sus hijas a Urgencias. Luisa proviene de una familia con una larga tradición en el mundo de la arquitectura. Como su madre, es diplomada en arquitectura de interiores, y en arte y antigüedades. En su estudio dispone de un equipo multidisciplinar de 17 personas compuesto por arquitectos, interioristas y especialistas en arte, iluminación, gestión de proyectos y comunicación lo que le permite gestionar los proyectos de una forma integral.

Diego Casillas, Secretario General de la Asociación de Empresarios de Comercios del Hábitat de Madrid, nos explicó que la función principal de su asociación era la de defender los intereses de los empresarios del sector del mueble y la decoración, promoviendo y dinamizando su actividad empresarial y comercial, además de asesorar a sus socios en su día a día.

Arte, decoración, arquitectura, gastronomía, periodismo, empresa… Todo tiene cabida en estos encuentros que permiten no solo participar, intervenir, colaborar y comunicarse, sino también aprender ya que -como pude comprobar en persona-, los invitados vienen cargados de experiencias y conocimientos que comparten con generosidad en medio de un ambiente fantástico inmortalizado para la posteridad por Flores para mamá fotografía.

¡Enhorabuena Gancedo y, gracias por invitarme! Repetimos cuando queráis.

25

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *