Gancedo se rejuvenece con nuevas colecciones de diseño más informal y accesibles sin perder por ello su toque de lujo

Esta mañana, en las instalaciones que el arquitecto e interiorista Nacho García de Vinuesa ha creado en el interior del hotel Eurobuilding de Madrid – con motivo de las jornadas «ColombianInResidence»Gancedo ha presentado a los medios sus nuevas propuestas textiles para el 2017.

La localización resultaba perfecta ya que para que los cuatros chefs colombianos que ocupan un puesto de honor en la lista Latin America’s 50 Best Restaurants pudiesen compartir el resultado de sus elaborados con los foodlovers madrileños, García de Vinuesa había transformado uno de los comedores del hotel Eurobuilding en una instalación que reproducía todo el sabor y el espíritu de Colombia.

Para lograrlo, este prestigioso interiorista no dudó en utilizar tejidos de Gancedo que ocuparon un papel destacado en este proyecto decorativo. Así que el marco no podía resultar más ad hoc.

Presentadas con éxito en la feria textil Paris Déco Off, las nuevas colecciones que responden a nombres tan sugerentes como Ethnic y Artic nos fueron descubiertas y explicadas por Beatriz Gancedo y su hermana Emeline.

Después de verlas de cerca y de poder sentir su tacto, debo decir que opino que resultan tan elegantes como actuales y que, indudablemente, estas telas son uno de los mejores exponente del lujo y del saber hacer Made in Spain.

Con ellas, Gancedo que lleva diseñando, fabricando y comercializando textiles desde el año 1945 recupera la tradición artesanal de los terciopelos de Utrech que se caracterizan por haber sido cincelados con la técnica del gofrado.

Este antigua técnica consiste en dejar la huella ornamental de un estampado en el tejido mediante una planchas de cobre grabadas previamente con el dibujo elegido.

El resultado son unos diseños muy elegantes que dan vida a espigas, trenzas de lana, punto de Hungría e incluso una reproducción muy conseguida del mimbre trenzado.

Todos estos terciopelos están tejidos con fibras naturales de lino y algodón en un solo color con gamas de colores que van desde el color piedra al color caldero pasando por un elegantísimo verde musgo.

Con la colección Ethnic, Gancedo recupera el espíritu de lejanas culturas a través de una colección muy variada y especial con diseños geométricos y en espiga realizados en yute, ikats de lana, y rayas. Mención aparte merece un jacquard en el que para poder introducir una tira de cuero entrelazada con la tela hubo que parar los telares.

Ethnic son telas inspiradas en las telas de antaño con texturas y estampados en tonos neutros como el color arena, el gris o el color topo a los que se han añadido notas de color para formar contraste como el color mostaza o el color vino. Todas estas telas han sido tejidas en fibra natural de algodón, lino, yute y lana.

Una colección que es un auténtico homenaje a la tradición de los artesanos de antaño que tejían sus telas en antiguos telares que transportaban en sus caravanas nómadas hasta acampar en el desierto o a la vera de un oasis. Una mezcla exquisita de colores que parecen retrotraernos a culturas lejanas haciéndonos soñar con otros mundos.

Tras más de 70 años dedicados a la decoración textil de lujo, Gancedo también ha lanzado Happytex, una nueva marca de telas modernas, accesibles, de tejidos geométricos, fáciles de combinar y con la garantía de calidad de Gancedo pero a un precio asequible (entre 40 y 60 euros el metro frente a los 90 o 120 euros el metro de las otras dos colecciones que hemos visto al principio).

La colección Cotton Deco es geometría urbana en estado puro pues evoca el mundo del asfalto. El diseño Metrópoli recrea el plano de una ciudad con un trazado geométrico algo irregular pero muy visual.

Para poder combinarla, la colección también dispone de un diseño que recuerda los adoquines de una acera, unas elegantes rayas anchas y unas telas de chenilla texturizada que recuerdan mucho a la grava, por no hablar de un lino en un tono natural sin teñir que es una reproducción del asfalto muy bien conseguida.

Motivos disponibles en tonos tendencia como el azul tinta, el verde esmeralda o el rojo henna que combinan a la perfección con los relajantes tonos neutros en tonalidades grises.

La última colección que nos presentaron fue una colección a la que habían llamado Nature cuyas texturas reproducían las ramas desnudas de los árboles en relieve, humus lisos con efecto lavado a la piedra, o rombos en pequeño formato que parecían reproducir antiguos fósiles en una paleta de colores muy ligada a la tierra y a las tonalides del bosque.

Con estas dos últimas colecciones, queda patente el gran esfuerzo que Emmeline Gancedo del Departamento de Diseño y Creatividad y su equipo (compuesto por 3 personas) están haciendo por actualizarse atendiendo a los nuevos gustos y presupuestos del mercado.

Para que esto haya sido posible han tenido que pasar muchos años (30), que son los transcurridos desde que Emmeline comenzó su trayectoria, primero vendiendo en la tienda, y luego formándose y viajando para aprender todo lo relacionado con el mundo de las telas a las que confiesa amar.

Emeline también me comentó cuando nadie nos oía que extrae su inspiración de la vida en general: andando por la calle, de un libro, de una servilleta, de las tapas de las alcantarillas, de la naturaleza.

Beatriz Gancedo se despidió de todos recordándonos la importancia de los textiles en la decoración. Un elemento muy complementario que se se suele utilizar al final de un proyecto. En Gancedo reivindica que los textiles pueden llegar a formar parte de un proyecto decorativo desde el primer momento, y es un elemento importante porque da carácter y autonomía a un espacio.

Sitio oficial Gancedo

4
1 Comentario
  • Cobre
    febrero 22, 2018

    ¡Qué telas tan maravillosas! Parece mentira pero, se superan año tras año, y el terciopelo es único.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *