Gancedo y Teresa Sapey proporcionan un nuevo twist a la Embajada Italiana de Madrid

Esta mañana he estado en el palacio de Amboage -un espectacular edificio de estilo barroco francés mandado construir en 1918, y actual sede de la Embajada de Italia de Madrid.

El motivo: responder a la amable invitación que nos ha hecho llegar el embajador Stefano Sannino quien ha convocado a los medios especializados en decoración para mostrarnos como han quedado dos de los magnificentes salones de la panta baja de uno de los hoteles particulares más importantes de la capital: el imponente comedor de gala con su chimenea de mármol blanco y negro, sus jarrones de Castelli del siglo XVIII y sus adornos de bronce, y el fumoir o salón de fumar cuyas paredes se han entelado de forma atrevida y original con terciopelos gris antracita y de diseño geométrico respectivamente, encajándose ambos a la perfección con los clásicos espacios del palacio.

.

Ambos han sido redecorados por la genial arquitecto e interiorista italiana, Teresa Sapey en colaboración con Gancedo que, este año celebra que lleva 73 años repasando la historia de la decoración textil en España.

Al acto han acudido los 5 hermanos de la familia Gancedo que en la actualidad trabajan al frente de esta firma, algunos de sus empleados, arquitectos, interioristas y medios de comunicación.

Después de unas palabras de bienvenida pronunciadas por el embajador Sannino, y por Teresa Sapey, aprovechando el privilegiado entorno de este emblemático edificio, Beatriz Gancedo – directora de comunicación-, comentó las últimas novedades relacionadas con la firma.

Noticias tan importantes como su cambio de localización de su flagship y oficinas después de 70 años, y también nos mostró a todos los asistentes al acto las nuevas colecciones por medio de una serie de bodegones que habían montado en el jardín de invierno. Un espacio mágico, lleno de luz -gracias a sus amplias cristaleras-, decorado con columnas de mármol y presidido por una escultura de Benlliure sobre una base de mármol con un friso de bronce.


La colección Cats es un compendio de texturas en distintas calidades: terciopelos, chenillas, lonetas, algodón en colores pastel y lavados, que incluyen tonos muy fáciles de combinar y otros matices de plena tendencia con una relación calidad-precio absolutamene excepcional.

La colección Foresta se caracteriza por sus diseños botánicos estilo acuerela en los que las palmeras se cominan con el bambú, los cactus floridos, la peonías y con estampados geométricos forman rayas o espegas a escala más pequeña.


La colección Andes, como su propio nombre indica, nos hace rememorar la forma de los Andes. Se trata de una tela de chenilla, estilo un poco retro, muy años 60 cuyo diseño principal es una espiga. De tacto aterciopelado, han demostrado tener una alta resistencia frenta al desgaste. Disponible en una amplia gama cromática.

La colección Costa Amalfitana está formada por un otomán con una textura geométrica que puede llevar triángulos o espigas en colores beige y natural fabricada en algodón cien por cien, muy resistente al desgaste.


La colección Smooth se compone de una amplia variedad de falsos linos en cuatro gamas de combinaciones de color que se pueden mezclar entre sí, tono sobre tono: terciopelos, chenillas, tweeds, cheviots elaborados en fibras como las viscosa pero también en algodón, lana o poliéster.


Una mañana muy interesante que ha creado en mucho de los asistentes grandes expectativas en lo relacionado con el nuevo flagship que está diseñando Teresa Sapey para Gancedo. ¡Qué nervios!

19

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *