“Grace de Monaco, princesse en Dior”, la exposición que se podrá visitar en el Museo Christian Dior de Granville hasta el 17 de noviembre

Del 27 de abril al 17 de noviembre de 2019, en el Museo Christian Dior de Granville se podrá visitar la exposición “Grace de Monaco, princesse en Dior”. La actriz fetiche de Alfred Hitchcock, convertida en princesa de Mónaco en 1956 después de contraer matrimonio con el príncipe Rainiero III, continúa siendo una figura de leyenda trenta y siete años después de su muerte en 1982.

Con ocasión del 80 cumpleaños de su nacimiento, el museo Christian Dior de Granville ha querido resaltar la personalidad y el estilo de la princesa, icono eterno. Desde su primer encuentro con el príncipe Rainiero, Grace mostró una clara preferencia por los diseños de Monsieur Dior. Durante el baile ofrecido con motivo de su compromiso en el hotel Waldorf-Astoria de Nueva York, Grace apareció luciendo un vestido diseñado especialmente para ella, y confeccionado en los talleres de la firma. También posó, ese mismo año, para el retrato oficial frente al objetivo de Yousuf Karsh vestida con el modelo de alta costura “Colinette” creado por el fundador de la marca para su colección otoño-invierno 1956-1957.

Después de la muerte de Christian Dior, Marc Bohan se convirtió en el nuevo director artístico de la marca en 1961. Bohan encontró en Grace la perfecta encarnación de una elegancia moderna, sobria y refinada en simbiosis con su visión de la alta costura. La princesa vio en Marc no solo un diseñador actual sino también a un amigo de la familia. En 1967, la princesa aceptó convertirse en la madrina de Baby Dior, e inauguró la boutique para niños. También decoró su propio cuarto de baño con los frascos de los perfumes de la casa que recibía de parte de Serge Heftler-Louiche – un amigo de la infancia de Christian Dior, que se convirtió en presidente de Dior Parfums.

En la exposición se podrá ver una selección de 90 prendas extraídas del guardarropa de la princesa y conservadas en el palacio de Mónaco. Esta exposición propone una doble visión de la princesa: la del personaje público, distiguido y gracioso de sus apariciones oficiales, y el de una mujer moderna, esposa y madre abnegada. Alrededor de sus vestidos de alta costura Dior, de sus retratos, fotografías, reportajes, extractos de películas, dibujos de las decoraciones de sus fiestas diseñadas por el decorador André Levasseur, croquis, frascos de perfume, y cartas que dan buena muestra de la correspondencia que la princesa mantenía con los responsables de la marca, y que celebran el encanto y la belleza de Grace.

Desde los grandes bailes a los viajes oficiales a lo largo y ancho de este mundo, pasando por los eventos artísticos, y la obras de caridad, la exposición revela la habilidad de la princesa a la hora de elegir siempre los modelos más apropiados para cada ocasión, con un sentido del espectáculo heredado de sus años hollywoodienses. En familia y en su vida privada, Grace mostraba su predilección por la comodidad, la sencillez contemporánea y un talante deportivo, recuerdo de su juventud americana.

Entre las prendas firmadas por Dior se pueden ver camiseros, trajes de chaqueta de tweed, blusas, etc. Prendas de corte limpio y estructurado. Para la noche, esta embajadora de las artes se decantaba por vestidos de muselina vaporosos con bordados y adornos de plumas que dejasen una estela de ligereza y suavidad a su paso. Numerosos vestidos con estampado de flores recordaban su gusto por la jardinería. Un interés que compartía con Monsieur Dior quien, fascinado por la belleza de la naturaleza, nutría una gran pasión por las flores y por los jardines desde su infancia pasada en Granville, la villa normanda bautizada como el Mónaco del Norte, con la que los Grimaldi mantienen un nexo histórico que data del siglo XVIII.

Gracia de Mónaco fue una mujer de su tiempo, para quien la moda y el estilo Dior resultaban imprescindible para el correcto desempeño de su rol de primera dama, al tiempo que se ajustaba también con una vida activa al servicio de los demás.

27
1 Comentario
  • Gg
    abril 23, 2019

    Me encantaría ver la exposición.
    Creo que es una mujer más que perfecta… hay fotos que no te cansas de ver una y otra vez, verdad???

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *