Harry y Meghan visitan Edimburgo justo a tiempo para volver a casa y poder celebrar San Valentín en completa intimidad

Aprovechando que este año Escocia celebra el Año de la Juventud, el príncipe Harry y Meghan Markle han viajado hasta Edimburgo para conocer a los líderes de la comunidad, y aprender más sobre las organizaciones locales que organizan actividades para jóvenes (desde senderismo hasta festivales).

Así que hoy, martes 13 de febrero, justo un día antes de San Valentín hemos visto aterrizar a i promesi esposi en el aeropuerto de Edimburgo para la que será su cuarta aparición pública desde que se comprometieron oficialmente.

Como viene siendo habitual en todas sus apariciones públicas, Meghan ha vuelto a hacer gala de sobriedad y buen gusto, sin olvidar nunca hacer un guiño a las costumbres de la zona que visita. En esta ocasión, lo hizo a través de un abrigo recto con solopas confeccionado en tela de tartán azul y verde de Burberry, a juego con un bolso en el mismo verde botella de la marca Strathberry.

Este modelo de tartán se conoce con el nombre de Black Watch. Su patrón está basado en líneas negras separando los colores azul y verde. Su uso estaba asociado a ciertos regimientos de tipo militar, y existen variaciones en donde se añaden líneas blancas, rojas y/o amarillas para convertirse así en tartanes de clan.

A su llegada, la pareja fue obsequiada con música de gaitas por la Royal Marines Band Scothand (recordemos que el príncipe Harry se convirtió en diciembre de 2017 en Capitán General de la Royal Marines); antes de dirigirse a visitar la histórica guarnición.

Meghan y el príncipe Harry se reunieron también con el comandante Mark Wilkinson y con un poney, la mascota del regimiento Cruachan IV, realizando juntos un paseo por la explanada del Castillo de Edimburgo.

En el interior del castillo de esta histórica guarnición de Edimburgo, la pareja pudo observar cómo se disparaba el cañón One O’Clock de la una en punto del medio día. Una tradición que comenzó en 1861 para marcar el tiempo de los barcos en el Firth of Forth.

A continuación, se traladaron a la ciudad nueva para visitar el Social Bite, un café social situado en Rose St que distribuye comida y bebidas calientes entre las personas sin hogar. Allí se reunieron con sus fundadores, con el personal de esta ONG y también departieron con algunas de las personas a las que ayudan.

Esta visita coincide con el lanzamiento de la campaña 500 Hogares “Housing First”, que pretende recaudar fondos para poder ayudar a un mínimo de 500 personas sin hogar en Edimburgo y Glasgow que suelen dormir en los parques para que consigan una vivienda convencional en la que poder vivir durante un periodo de 18 meses además de un apoyo personalizado hasta que puedan rehacer sus vidas.

Está previsto que por la tarde el príncipe Harry y Meghan asistán a una recepción en el palacio de Holyroodhouse para celebrar los logros de la juventud que marcarán el Scotland’s Year of Young People 2018.

4
1 Comentario
  • GG
    febrero 14, 2018

    Madre mía!!! No han parado!!!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *