Hudson Kroenig, el ahijado del Káiser, se queda compuesto y sin novia debido a la indisposición de Lagerfeld

Tenía que llegar el día. Hudson Kroenig, el ahijado del Káiser, no ha podido desfilar hoy porque su padrino y mentor, Karl Lagerfeld, se encontraba tan indispuesto que no se ha sentido con fuerzas como para poder asistir al desfile Couture de Chanel celebrado esta tarde en el Grand Palais de París.

Antes de que comenzase el desfile, Michel Gaubert, ha explicado al público asistente que el diseñador había pedido a Virginie Viard, su mano derecha, que fuese ella quien saliese a saludar al final del desfile. Es la primera vez que Lagerfeld deja de asistir a uno de sus desfiles desde su llegada a la Maison Chanel en 1983.

El caso es que el pobre Hudson se ha quedado, como suele decirse, compuesto y sin novia. La última vez que pudimos verle fue el pasado 6 de diciembre durante el desfile Chanel Metier d’Arts celebrado en Nueva York. Entonces, ya realizó el paseíllo final de la mano de su padrino y de Virginie Viard.

¡Lo que no pasa en un año, pasa en un día! Probablemente haya llegado el momento de que el incombustible Karl Lagerfeld pase el testigo de la creación Chanel a su discípula más aventajada (Virginie llegó a Chanel como becaria al taller de bordados de alta costura en 1987).

Ella es quien coordina los equipos, lidia con los proveedores y elige los tejidos. También es ella quien da vida a las colecciones basándose en los bocetos de Lagerfeld intentando complacerle, pero también sorprenderle. ¡Larga vida al Káiser!

21

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *