Italiana, la Italia contemplada desde el punto de vista de la moda de 1971 al 2001

Acabo de recibir un comunicado que me informa de que Pomellato ha participado como sponsor de «Italiana, la Italia contemplada desde desde el punto de vista de la moda desde 1971 al 2001». Un proyecto concebido y comisariado por Maria Luisa Frisa y Stefano Tonchi que se podrá ver hasta el 6 de mayo 2018.

Esta exposición recorre tres décadas durante las cuales el prêt-à-porter acabó con la alta costura, y en las que Milán se convirtió en la capital italiana de la moda, y en uno de los epicentros del sistema internacional de la moda.

Un período de gran creatividad que ayudó a consolidar las relaciones y los intercambios entre las diferentes disciplinas, desde la arquitectura al diseño pasando por el arte o el pensamiento, y que fueron abriendo paso para que Italia estuviese muy presente en el extranjero. Esta exposición se ha ido construyendo de forma caleidoscópica a través de un ensamblaje de objetos y de estilos heterogéneos pero estrechamente conectados entre sí.

Fue precisamente en 1967 cuando Pino Rabolini concibió su primera colección Pomellato en joyería de orfebrería, compuesta por sólo seis piezas, pensando en el gusto y en las necesidades de una nueva mujer: Una mujer emancipada que necesitaba ropa y joyas nuevas para asumir nuevos roles.

Fascinado e inspirado por ese movimiento revolucionario, Rabolini fue desarrollando su concepto de joyería, combinando diseño, calidad de ejecución y accesibilidad, para dar vida a joyas dinámicas como la cadena, el colgante articulado y el gourmet, que dotaban al oro de formas totalmente modernas, exaltando una habilidad manual sofisticada y un sentido impredecible de proporciones.

Pomellato entiende de inmediato la importancia de la imagen a la hora de comunicar su trabajo. La primera campaña que apareció en «Vogue Italia», en 1971, utilizó la famosa fotografía de Gian Paolo Barbieri con la doble imagen de Lilly Bistrattin, sinuosamente fusionada con ella misma para destacar las suaves curvas de las joyas que lleva puestas.

Iniciando, de este modo, un punto de vista poco convencional en joyería, al tiempo que realizaban su peculicar contribución al renacimiento del diseño milanés.

Una exposición que supone una oportunidad única tanto para ver piezas de archivo de las casas de moda italianas más famosas, como para reconstruir una pieza importante de la identidad social y cultural de Italia.

¡Otra exposición estupenda que no debéis perderos si tenéis la oportunidad de visitar Milán en estas fechas!

Sitio oficial Palazzo Reale Milano

5
2 Comentarios
  • Sota
    febrero 27, 2018

    Tiene que ser preciosa la exposición.

  • GG
    marzo 4, 2018

    Si, parece muy interesante!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *