Jennifer Lawrence, una escaramuza muy sexy para Viviane Sassen

Acaban de publicarse los primeros visuales correspondientes a la campaña Crucero 2019 de Dior. Aunque los responsables de la marca la titularon con el nombre de Dior Rodeo, en realidad la fuente de inspiración de esta colección fueron las escaramuzas mexicanas, las mismas que participan en competiciones ecuestres poniendo a prueba sus habilidades de charreada. Práctica  que en el pasado estaba solo reservada a los hombres.

Estos visuales han sido realizados por Vivianne Sassen y protagonizados por la actriz Jennifer Lawrence que se ha puesto frente al objetivo de la fotógrafo holandesa luciendo prendas inspiradas en el vestuario de estas famosas escaramuzas mexicanas de las que os hablaba.

Las escaramuzas suelen ir vestidas con faldones con bordados muy gráficos, multicolores o en blanco y negro que evocan los estampados tradicionales mexicanos.

Maria Grazia Chiuri ha reunido en esta colección además de estos motivos mexicanos, el encaje de Chantilly, ¡qué para eso el desfile tuvo lugar en las Grandes Caballerizas del Domaine de Chantilly!

Pero no solo, ya que el estampado principal de esta colección crucero ha sido un gran clásico del siglo francés del siglo XVIII. La toile de Jouy es un diseño extremadamente francés que ha sido modernizado con la incorporación de una serie de animales salvajes.

Otro tema que se ha intentado reproducir ha sido el de un árbol de la vida con animales salvajes en su base (cocodrilos, tortugas, osos, jirafas y mariposas). Una tela pues revisitada que se abre paso en esta colección por medio de gabardinas, faldas, vaqueros y bolsos.

El tratamiento del estampado resulta extremadamente clásico: tipo grabado y trazado a pluma en blanco y negro. La idea no consistía en reproducir la escenas bucólicas y pastoriles clásicas sino dotarlas de un toque un poco más salvaje con monos, leones, tigres y serpientes.

Todos los elementos aparecen un poco curvados, rotos aunque se ha procurado mantener las tonalidades de la toile de Jouy tradicional en rojo, azul y verde con toques de color sin precedentes como el negro o el camel.

En cuanto al guipur o encaje de Chantilly que se ha utilizado para hacer los volantes de algunas de estas faldas, se empleó un encaje muy antiguo guardado en los talleres del Atelier Potencier Broderies para proporcionar un efecto absolutamente vintage.

Se retrabajó el diseño punto por punto para aplicarle nuevas flores para dejar entrever en los nuevos volantes por un lado el algodón y por otro la transparencia.

El resultado: ¡Espectacular!

44

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *