Jessica Mulroney anima a Meghan Markle a atreverse con un LBD inspirado en aquel mítico smoking creado por YSL en 1966

Hace a penas 1 hora, el duque y la duquesa de Sussex hicieron acto de presencia en el West End de Londres, en Westminster (to be precise), frente a la estación Victoria, para asistir en el Teatro Victoria Palace a una gala del musical Hamilton para concienciar a la gente y recaudar fondos para Sentebale, la ONG fundada por el príncipe Harry en memoria de su madre.

Sentebale («No me olvides» en lengua nativa) es una ONG que se ocupa en el orfanato de Mantese en Lesoto (Sudáfrica) de niños y jóvenes afectados por el sida.

Hamilton es uno de los musicales que más éxitos cosechó en Brodaway durante toda una década. Un auténtico fenómeno cultural y social.

Su autor, el portorriqueño Lin Manuel Miranda ha conseguido atraer a todo tipo de público con la biografía de Alexander Hamilton, uno de los padres fundadores de la democracia norteamericana. Una vida narrada a ritmo de rap, hiphop, y blues que apuesta por el mestizaje cultural.

En estas primeras  imágenes que os muestro se puede ver a los duques de Sussex saludando al autor y a su mujer Vanessa. Ambas señoras van vestidas de negro. En el caso de Meghan Markle con un LBD inspirado en aquel otro creado por el simpar Yves Saint Laurent en 1966.

En esta ocasión la firma es, again, una marca canadiense llamada Judith & Charles (cuqueada por Jessica Mulroney, la estilista de Meghan) que la mujer del príncipe Harry combinó con un cluth rígido de Jimmy Choo y con unos salones de ante del mismo tono de Manolo Blahnik.

Las fotos, al haber sido hechas dentro del teatro, no son muy buenas pero, personalmente, opino que Meghan y Jessica han vuelto a acertar, ya que no podían haber elegido mejor.

19

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *