Ayer tuvo lugar en el Grand Palais de París el homenaje «Karl for Ever» en memoria de Lagerfeld

Faltan menos de 15 minutos para que de comienzo el gran homenaje que Chanel ha organizado para honrar la memoria de Karl Lagerfeld, su director artístico, quien murió el pasado 19 de febrero a la edad de 85 años. Conforme a sus últimas voluntades, el diseñador fue incinerado en la más estricta intimidad, y ninguna ceremonia religiosa fue organizada después de su muerte.

El 5 de marzo, durante el primer desfile Chanel organizado después de su desaparición, se guardó un minuto de silencio, seguido de una cerrada ovación por parte de los invitados al mismo.

El homenaje ha tenido lugar en el Grand Palais de París, donde se celebraron la mayoría de los desfiles de la marca. Un evento único que ha sabido mostrar toda la herencia y la creatividad de este artista sin precedentes que se extiende más allá de la moda ya que, además del diseño, Lagerfeld era un genio de la fotografía, de la edición y de la ilustración.

Numerosas personalidades llegadas de todas partes del mundo, entre las que cabe destacar a Carolina y Charlotte de Mónaco, Cara Delevingne, Gigi Hadid, Pharrell, Tilda Swinton, Claudia Schiffer y Anna Wintour, han asistido a esta celebración. Algunos de los grandes nombres de la moda también se tomaron su tiempo a la hora de rendir homenaje a Lagerfeld, entre ellos el director general de Fendi, Serge Brunschwig, y el presidente de moda de Chanel, Bruno Pavlovsky.

Este hombre del Renacimiento ha sido homenajeado a través de una serie de vídeos realizados a lo largo de toda su vida, entre los que se entremezclaron varias entrevistas realizadas a personas que estuvieron muy cerca de él, además de la contribución de actores, músicos y bailarines de quienes admiraba su arte, y que interpretaron parte de la música y de la literatura que tanto amaba.

Comenzando por un vídeo clip en el que Lagerfeld se entrevista a sí mismo, y en el que declara que: «No me gusta hacer una descripción de mi persona. Soy lo que ves, no hay nada detrás». Quizá estas declaraciones fueron las que inspiraron el decorado del evento basado en retratos del diseñador realizados a lo largo de toda su carrera. La mayoría en blanco y negro, sus colores preferidos.

Cara Delevingne, una de sus protegidas, subio al escenario luciendo un precioso vestido confeccionado con plumas rosas, y recitó un poema escrito por Colette, una de sus autoras preferidas, animándose incluso a marcarse unos pasos de baile del musical «Cats».

Tilda Swinton leyó unos extractos de la obra «Orlando» de Virginia Woolf, que trataban sobre los borrosos límites entre hombres y mujeres. La actriz Helen Mirren actuó a dúo con el violinista británico Charlie Siem quien interpretó a Pagnini, leyendo algunos de los «karlisms» (esas frases lapidarias que solía soltar el Káiser).

El virtuoso chino Lang Lang Lang Lang tocó a Chopin en un piano Steinway negro mate diseñado por Karl Lagerfeld. La compañía de danza alemana Cornejo se desplazó hasta París desde Buenos Aires para la ocasión, ya que Karl Lagerfeld dijo que el tango era su «rap latino». Finalmente, la bailarina estadounidense Lil Buck interpretó a un cisne en un estilo de danza callejera. El espectáculo se cerró con la actuación de Pharrell Williams quien interpretó una preciosa canción de lo más sentida.

El realizador canadiense Robert Carsen fue el encargado de orquestar todo el evento al que se bautizó con el nombre de “Karl For Ever”, y que han procurado hacer coincidir con la Fashion Week masculina, lo que ha permitido celebrar como es debido el genio creativo y la personalidad única de Karl Lagerfeld (a pesar de la sonada ausencia de Baptiste Giabiconi, su protegido y heredero, que ha escrito en su cuenta de Instagram que todavía no se sentía lo suficientemente fuerte como para poder aceptar la muerte de su mentor, al que sigue echando de menos cada día.

46

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *