La campaña con acento andaluz de Dolce & Gabanna protagonizada por Josemari Manzanares

Agotado ya el tema de las raíces sicilianas, y de la familia por encima de todo, una oleada con claro sabor andaluz parece haber invadido no sólo la colección sino también la campaña para la primavera-verano 2015 de Dolce & Gabbana. Acaban de hacerse públicos los primeros visuales de la misma y en ellos además de toreros, y de mujeres al más puro estilo de las modelos de Romero de Torres, tampoco faltan las entrañables abuelas vestidas de negro que todavía hoy parecen formar parte del paisaje de muchos pueblos andaluces.

Chicuelina

Un shooting firmado por el mismísimo Domenico Dolce, entre toriles debajo de los tendidos de una plaza de toros, que inspirado por el espíritu del Sur ha trocado Sicilia por Andalucía, pero abundando en las tradiciones para dar vida a otra campaña que destila sabor mediterráneo por todos sus poros.

Baile

Curiosamente, las raciales modelos que dan vida a los guapísimas mujeres que da el Sur de España han sido interpretadas por Bianca Balti, Vittoria Ceretti, Irina Sharipova, y la española Blanca Padilla; los toreros, en cambio, han contado con un maestro de excepción. Nos entamos refiriendo al mismísimo José Mari Mananares quien enseñó a adquirir las poses toreras con bastante arte a los modelos Travis Cannata, Xavier Serrano y Misa Patinsky. ¡Un auténtico lujo!

Paseillo

Ahora que quienes realmente se lo pasaron pipa fueron las abuelitas, que no se habían visto en otra igual en su vida. Porque, ¿quién les iban a decir a ellas que, a su edad, iban a entrar a formar parte de la gran familia del mundo de la moda? ¡Pues no las coronaron y todo además de con claveles reventones con tiaras doradas!

Abuelas

Personalmente opino que Stefano y Domenico han hecho bien en elegir a Manzanares. Primero, porque es un torero vero, que ha podido lucir sus propios trajes de luces (no como Cayetano que para la Goyesca de Ronda tuvo que ponerse uno diseñado por Armani con abalorios de Swarovski que, aunque era lo mismo, no era igual).

Pasodoble

También porque aunque no hay dos chicuelinas iguales, la suerte realizada por José María Manzanares – que tan bien ha sabido captar Domenico Dolce -, ha quedado la mar de vistosa, imprimiendo en el visual una enorme carga emotiva. Y, eso, sólo lo sabe hacer un torero de pura cepa, descendiente de una importante estirpe de buenos toreros. Al igual que ese pasodoble que se marcó el de Alicante, que ya sabéis que es un baile cuyos pasos están muy inspirados en los movimientos que hacen los toreros.

Lo que está claro es que cuando la cultura italiana se mezcla con la española, el resultado es un toque de sensualidad mediterránea que me encanta. ¿A vosotros también?

Sitio oficial | Dolce & Gabbana

0

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *