La colección Dior FW 19 presentada en un desfile en el Museo Rodin

En medio de una escenografía diseñada por la artista Tomaso Bringa, que reproduce el abecedario formado por letras representadas por el cuerpo femenino – una manera de conectar las piezas de esta colección con una idea de la feminidad que trasciende el género y el cuerpo, podremos ver propuestas que combinan bodys y faldas con motivos en damero y cuadros Vichy, en rojo y negro, o en blanco y negro.

Todos los invitados al desfile de la colección Dior otoño-invierno 2019-2020 se mostraron muy sorprendidos por el el gran alfabeto mural que sirvió de marco para que se desarrollase el último desfile Dior.

En realidad, este decorado representaba un cuaderno escolar de tamaño XXL con una sucesión de collages que mezclaban fotografías de desnudos femeninos que reproducían las letras del alfabeto con distintas tipografías. La obra original data del año 1976 y es un homenaje amargo al mundo de la educación, y una denuncia sobre el lugar que ocupan las mujeres en un mundo dirigido por los hombres.

Su autora, la artista italiana contestataria y feminista Bianca Pucciarelli – alias Tomaso Binga -, se inspiró para su pseudónimo en el poeta Filippo Tommaso Marinetti. Bianca nació en Salerno en 1931. A los 39 años desembarca en Roma. Allí se dedica con pasión a crear video-poesías sonoras, pinturas e instalaciones. Maria Grazia Chiuri conocía la obra de Tomaso desde hace muchos años.

También vestidos de noche en una nueva versión de Toile de Jouy salpicada de palmeras a imagen de las creaciones del artista Mario Schifano. Finalmente, un homenaje a la cultura underground mediante la reinterpretación de una cazadora de cuero negro diseñada por un jovencísimo Yves Mathieu Saint Laurent para Dior. Los zapatos, de tacón pequeño, resultan extremadamente estilizados.

El estilo insolente de las Teddy Girls inglesas de finales de los años 50 es el que ha inspirado a Peter Philips el maquillaje de las modelos para el desfile DiorFW19. Un estilo gráfico y rock, muy vanguardista y extremadamente londinense que proyecta una mirada negra intensa con acentos un poco punks.

Para lograrlo se empleó el Crayon Eyeliner Noir Trinidad junto con el Diorshow On Stage Liner Matte Black con los que se dibujaron una serie de trazos que de lejos parecían pestañotas postizas. Las pestañas de verdad se rizaron con el Diorshow Pump’N’Volume, y se acentuaron las cejas con el Diorshow Brow Syler. Para dejar todo el protagonismo a los ojos, la boca solo llevaba un toque de color. En cuanto al peinado, el estilista español Guido Palau hizo a las modelos una coleta baja atada a la nuca, y conservó el peinado natural de las chicas con pelo corto.

35

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *