La estilista Zerina Akers se inspira en cascadas y puestas de sol africanas para vestir a Beyoncé

El próximo viernes 19 de julio, coincidiendo con el estreno mundial de la película “El Rey León”, se pondrá también a la venta el álbum producido por la cantante Beyoncé “The Lion King: The Gift”. Este disco, en realidad es una carta de amor a Africa interpretada por una serie de artistas llenos de talento. Una colección de canciones inspiradas en la película que mezcla géneros como el R&B, el pop, el hip hop, y el Afro Beat. Una nueva forma de contar historias.

Para la promoción de este álbum, Beyoncé grabó también un vídeo musical en Havasu Falls, una cascada ubicada en Havasu Creek, en el Gran Cañón (Arizona-Estados Unidos). A lo largo de todo el vídeo, he contado que Beyoncé puede llegar a lucir hasta 10 modelos, elegidos para ella con esmero por su estilista Zerina Akers.

El más impactante de todos ellos es un modelo Couture diseñado por Pierpaolo Piccioli que forma parte de la colección Valentino primavera-verano 2019. Se trata de un vestido de tafetán rojo compuesto por una serie de volantes que va a juego con una capelina del mismo tejido pero en color lila, también confeccionada con volantes y acabada en una larga cola.

Como os decía, Queen Bey cambia varias veces de vestuario. Después del espectacular vestido de Valentino, me ha parecido verla con un vestido de tul fucsia de Shahar Avnet perteneciente a su próxima colección «Please, Love Me», con un vestido muy a lo Kardashian en azul Klein de la diseñadora neoyorquina Laure DeWitt.

El traje pantalón blanco y negro de inspiración Op Art con casquete a juego es de la marca Torongo con sede en Senegal. El vestido rojo con flecos del mismo tono es de Déviant La Vie. El vestido blanco con grandes flecos parece muy del estilo de Olvier Roustein, pero que es de un disñador danés nacido en Corea del Sur llamado Hyun Mi Nielson.

El espectacular vestido blanco de pedrería que parece mimetizarse con las ramas de un árbol de la vida es un diseño de la marca brasileña Maison Alexandrine. El look se completa con un tocado realizado por La Falaise Dion, y por un arnés realizado con una cadena por Laurel DeWitt.

Esta última también fue la autora del mono azul de paillettes con flecos. Probablemente, el que más me gustó fue uno inspirado en los péplum de color rojo y plisado. El más impactante era un body de color amarillo-pistacho brillante con unas mangas que parecían conectadas con el torso del traje diseñado por Norma Kamali, y perteneciente a su colección Resort 2020.

Al parecer, la estilista se inspiró en las puestas de sol, y en las cascadas a la hora de elegir estos modelos. Uno de los puntos culminantes del video es la aparición, al principio del vídeo, de su hija Blue Ivy (7 años) quien también luce un vestido rosa y rojo con volantes similar al de su madre.

Como de costumbre, Beyoncé canta y baila rodeada por docenas de bailarinas que realizan en torno a ella una mezcla coreográfica y caleidoscópica. La idea era mostrar la belleza intrínseca de la naturaleza, la belleza del color, y de la tradición y, ¡ya lo creo que lo ha conseguido! A mi el vídeo me tiene fascinada. ¡Qué ganas de que estrenen la película!

32
1 Comentario
  • Gg
    julio 24, 2019

    Si, el vestido de tafetán rojo es impactante, desde luego que lo es… me quedo con el mono azul, me encanta!!!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *