La frescura floral del Eau Givenchy Rosée, ¡probadla y no querréis usar ninguna otra este verano!

Os invito a realizar conmigo un ejercicio. Cerrad los ojos e imaginad por un instante la frescura del rocío de la mañana. Visualizaros tocando delicadamente una de estas gotas depositadas sobre el pétalo de una preciosa rosa. A continuación, llevaros los dedos a la nariz mientras frotáis la yema del pulgar con la del dedo corazón haciendo círculos.

Dicen que la memoria olfativa es la más potente que existe, y que es capaz de retrotraernos a momentos felices de nuestra infancia. Notad como en vuestra memoria más antigua los acordes de mandarina se van mezclando con las fragancia de las rosas.

Procurad id un paso más allá, añadiendo a este elíxir los sutiles acordes del albaricoque, del Jacinto de agua y unas gotitas de té de osmanthus. Para fijarlo todo, las notas de fondo del almizcle blanco.

Y, ¡ya está! En estos momentos estáis disfrutando de la frescura floral de la nueva Eau de Givenchy Rosée creada por François Demachy, y custodiada por un sencillo frasco minimalista y de líneas depuradas.

¡Creedme, no vais a querer usar ninguna otra Eau de Toilette este verano!

18

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *