La magia embriagadora de la nueva fragancia Sauvage de Dior capaz de trastocar los sentidos

Cuando sujetas entre tus manos el frasco de la fragancia Sauvage de Dior su opacidad azulada consigue que parezca que puedes asir un trocito de cielo nocturno iluminado por estrellas pues de su base surge una luz metalizada, de un tono azul turquesa, en el que se inscribe su nombre en plata.

Al destapar esta fragancia surge un aroma embriagador cuya densidad trastoca los sentidos. Se trata de un perfume magnético, dulce y sobrio a la vez. Sobre la base amaderada y seca extremadamente orgánica del cedro y del sándalo se distinguen acordes de cuero. También se hace notar un acorde de frambuesas confitadas, de vainilla y de Haba Tonka.

Un dulzor animal un poco amargo pero delicioso de una sensualidad salvaje pero sin excesos. Una creación de François Demachy quien, para inspirarse, ha dado curso libre a su alma viajera. Los visuales de esta campaña no pueden ser más bonitos pues el frasco se presenta delante de un fuego que chisporrotea saturando el aire de aromas embriagadores que se elevan hacia la luna.

¡Pura poesía!

17

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *