La mascarilla de loto blanco hidratante de Kenzoki: la alucinante alquimia entre una crema y un gel

KENZOKI ha elegido el Loto Blanco por sus propiedades de Belleza, y ha capturado su poder de hidratación en una crema en flor…encapsulada en un gel.

El loto blanco es un auténtico tesoro; una flor legendaria que se cultiva en Asia donde es símbolo de belleza. En realidad, es una flor resiliente ya que sus raíces  se adentran en las profundidades de los lagos para protegerse de las agresiones externas. Ya se sabe, ¡lo que no te mata, te hace más fuerte!

Cada mañana, la flor de loto ofrece sus pétalos blancos al sol y, cada tarde, se cierra y desaparece bajo la superficie del agua, para emerger al anochecer más bella que nunca.

Pues bien, los laboratorios del LVMH han logrado crear una alquimia entre una crema y el gel traslúcido dando vida a una mascarilla en forma de flor de loto con dos texturas complementarias que es simplemente alucinante.


El gel increíblemente fresco contiene un dúo poderoso:

  • Esta mascarilla, enriquecida con la esencia de la planta de Loro, -conocida por su acción antioxidante y sus propiedades reconfortantes-, nos proporcionará la sensación de estar envueltas en una burbuja relajante.
  • Un Ácido Hialurónico de alto peso molecular, presente de forma natural en nuestro cuerpo, capaz de retener hasta 1000 veces su peso en agua. ¡No existe nada mejor para atrapar la humedad y garantizar la máxima hidratación!

La crema de textura aterciopelada contiene glycolisato procedente de la flor de Loto Blanco, extraído de sus pétalos, conocidos por su poder para atrapar radicales libres mientras refuerza la función barrera de la piel. El agua absorbida es más eficientemente capturada.

Como os decía: dos texturas complementarias, la del gel capaz de capturar el agua e hidratar en profundidad, y la de la crema que ayuda a reforzar la barrera de la piel para ayudar a mantener la hidratación y proteger la piel de agresiones externas. Ambas, envueltas en la deliciosamente adictiva y relajante fragancia de Loto Blanco.


MODO DE EMPLEO

Se toma una pequeña cantidad de las dos texturas (del gel y de la crema) con la ayuda de una espátula. Luego mezclamos ambas en la palma de la mano con los dedos. Nos aplicamos la mezcla en el rostro y en el cuello. Dejamos actuar esta mascarilla 15 minutos mientras disfrutamos de la sensación fresca, relajante y placentera que proporciona el loto blanco. Utilizar un disco de algodón seco para eliminar el exceso.

La mascarilla hidratante y repulpante de Kenzoki cuesta 64 euros, y se vende en exclusiva en El Corte Inglés.

31
1 Comentario
  • Teresa
    noviembre 7, 2018

    Me encanta.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *