La mirada extrema de Peter Philips la protagonista absoluta del maquillaje Dior Couture en el desfile más surrealista de Maria Grazia Chiuri

La preparación de un desfile conlleva siempre muchos preparativos. Hay que elegir una localización, pensar en el decorado, construirlo; la música también es un aspecto muy importante pues contribuirá a sumergirnos en un ambiente específico que nos ayudará a entender mejor las propuestas que vamos a ver.

El maquillaje y el peinado de las modelos también es esencial pues tiene que contribuir a realzar las prendas sin restarles protagonismo. Para el desfile Dior Couture para la primavera-verano 2018, el director de la creación y de la imagen de maquillaje de Dior, Peter Philips, se reunió con Maria Grazia Chiuri para empaparse de todo aquello que había inspirado a la directora creativa de Dior a la hora de diseñar esta nueva colección.

Chiuri que había estado buceando e investigando en los archivos de la casa había descubierto la relación existente entre Leonor Fini y Monsieur Dior. Una relación que databa de cuando Christian Dior se dedicaba al arte, ya que Fini era una artista de gran personalidad y cuyo estilo formaba parte de la corriente surrealista que imperaba por aquel entonces en París.

A Chiuri la visión provocadora de artistas como Salvador Dalí, Ray Man o la mismísima Fini es algo que siempre le atrajo. Por este motivo, Peter Philips ha querido crear un make-up para este desfile haciéndo énfasis en el humor con tatuajes efímeros que ha colocado en las orejas, los dedos o alrededor del cuello con mensajes surrealistas del tipo «Libertad», «Contradicción», «Arte», «Espejo» o «Todos somos surrealistas».

Si tuvieramos que definir el look de este desfile me atrevería a decir que todo el protagonismo se lo lleva la mirada. Para lograrlo, Peter Philips ha realizado una proyección gráfica de las pestañas procurando exagerarlas al máximo, dibujándolas en el párpado inferior y también en el superior. Para abrir la mirada, trazó una línea con el Diorshow Khôl Beige en el interior del párpado, pero también en el exterior para que hiciese contraster con el eyeliner.

Esos ojos requerían de una tez natural y luminosa. Para obtener el efecto deseado utilizó la base Diorskin Forever y la Undercover Foundation, aplicando algunos toques del Undercover Concealer para aportar luz y corregir las pequeñas imperfecciones. Para terminar, iluminó el rostro con una ligera nuebe de Control Loose Powder.

Los labios también resultan muy naturales, y solo han sido realzados sultilmente con un Lip Maximizer sobre el que se aplicó un Glow Pink.

Las uñas se pintaron con una base Coat Abricot y luego por encima con el Dior Vernis Muguet, y para que durasen más con una capa de Gel Coat.

Símbolos clave del movimiento surrealista: el ojo, la mano, la boca y la jaula engalanan los pendientes y los anillos de esta colección de alta costura.

Sitio oficial Dior

5
1 Comentario
  • GG
    enero 24, 2018

    Buen trabajo!

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *