La moda y la imaginería católica lucida por cuerpos celestiales que desfilaron por la alfombra roja de la gala MET

Cuando en agosto del 2017 los responsables de la Gala MET encabezados por Anna Wintour dieron a conocer la temática de la siguiente gala, diciendo que todo giraría en torno a la moda y a la religión, muchos fueron los diseñadores que empezaron a dar vueltas a las creaciones que iban a elaborar para que ese día las más importantes celebrities pudieran lucirlas sobre la alfombra roja. Una pasarela que es un auténtico reclamo en todo el mundo, y una plataforma maravillosa para poder brillar con luz propia.

La Gala del Met o la Costume Institute Gala es un evento benéfico que da inicio a la exposición de moda anual del Instituto del Vestido del Museo Metropolitano de Arte de la ciudad de Nueva York. Los fondos recaudados en la gala constituyen todo el presupuesto anual de Museo del Traje de esa ciudad.

Con el fin de celebrar la exposición de primavera de este museo todos los invitados a la velada se visten de acuerdo al tema del año. La Gala del Met es uno de los eventos sociales más importantes en la agenda de Manhattan y allí se citan celebridades, empresarios, realeza, modelos, diseñadores y socialites de todo el mundo ya que esta fiesta esta patrocinada por la edición americana de la revista Vogue dirigida por Anna Wintour, y asistir a ella es garantía de poder salir en la que mucho califican como la Biblia de la moda.

Como os decía al principio, cada año el evento gira en torno a un leit motiv que los invitados al mismo deben procurar respetar a través de un Dress Code muy concreto.

La gala incluye un cóctel, una cena formal y espectáculos de reconocidos artistas que actúan en vivo y en directo. Este año la consigna ha sido «Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination», lo que traducido viene a decir aproximadamente: Cuerpos celestiales: Moda y la imaginería católica.

Algo que, probablemente, hizo saltar de alegría a Versace, Valentino, Gucci y Dolce & Gabbana, y a todos esos diseñadores de origen italiano que siempre suelen hacer un guiño a la estética acorde con toda la parafernalia y boato relacionados con la imaginería mediante la representación plástica de temas religiosos con una finalidad, no se sabe muy bien si devocional pero, definitivamente de carácter icónico.

A post shared by The Met (@metmuseum) on

Una tendencia que, en ocasiones, hiere la sensibilidad de los fieles y de alguna jerarquía eclesiástica por considerar que todas estas menciones atentan contra la religion (por mucho que los diseñadores se empeñen en relacionar sus creaciones con la representación plástica de temas religiosos temas relacionados con la conservación del arte).

Y es que ver llegar a Rihanna tocada con mitra en el papa-móvil fue algo que no a todo el mundo gustó. Hubo quien tampoco entendió el porqué Zendaya llegó vestida de Juana de Arco, y es que no todo el mundo sabe quién fue, ni que fue quemada viva en la hoguera por no quererse retractar de decir que había oído unas voces que la obligaron a cumplir la voluntad de Dios cargando contra los ingleses que ocupaban Francia desde hacía 100 años.

A post shared by The Met (@metmuseum) on

En estos momentos, en el MET Museum se exhiben en las galerías bizantinas dentro del ala dedicada a Robert Lehman, y también en los claustros cerca de las colecciones de arte medieval más de 150 looks femeninos que van desde principios del siglo XX hasta la actualidad, y que proporcionan el contexto interpretativo ideal para la representación del compromiso de la moda con el catolicismo.

Sitio oficial The Costume Institute

7

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *