La modelo Slick Woods reivindica su derecho a desfilar a punto de dar a luz

Ayer, Rihanna cerró la NY Fashion Week con el desfile de lencería de Fenty. Un show espectacular que puso en escena a increíbles bailarinas y a dos modelos embarazadas.

Una de ellas era Slick Woods, de 22 años, cuyo look radical con el pelo al cero, sus tatuajes y sus dientes separados la llevaron a lo más alto de la lista de las top models más solicitadas del momento.

¡Hasta aquí nada raro! Lo curioso es que Slick se animó a desfilar, embarazada de nueve meses. Y lo hizo subida en unos tacones de aguja kilométricos, luciendo un diminuto conjunto que le tapaba solo lo justo.

Al parecer, justo después del desfile, y probablemente debido a los nervios y a todo el ajetreo, la modelo rompió aguas y le dio tiempo justo para llegar al hospital donde dio a luz a un niño que, al parecer, y según el modelo Adonis Bosso (pareja de Slick) se llamará Saphir.

Ante las críticas por su comportamiento, para algunos irresponsable, la modelo ha subido una foto de ella tomada durante el desfile comentando: “Un modelito, 14 horas de trabajo, y el nacimiento de un rey. Este es el rostro de una mujer trabajando. Controlamos, la mayoría de la gente no tiene ni idea por lo que pasamos. Estoy aquí para deciros que hago lo que quiero, cuando quiero y que vosotros podéis hacer lo mismo”.

Y es que Slick no ha dejado de trabajar durante toda la semana de la Fashion Week neoyorquina presentando las propuestas de distintos diseñadores para la temporada estival del 2019. También ha asistido como invitada a los desfiles de Opening Ceremony, Zadig & Voltaire y Maybelline, y a fiestas tan importantes como la de la revista Vanity Fair.

En cuestión de tres años, Slick Woods ha pasado de ser una adolescente que vivía en la calle a toda una estrella de la industria de la moda. Fue un encuentro fortuito con el modelo inglés Ash Stymest en una parada de un autobús lo que cambió toda su vida.

Gracias a su ayuda Slick pudo introducirse en el mundo de la moda y apartarse de las calles donde lo experimentó todo desde la droga hasta la cárcel. Durante el desfile Yeezy de Kanye West, Rihanna se quedó prendada de ella ya que encarnaba todo ese componente sulfuroso que quería dar a su marca Fenty.

10
1 Comentario
  • Gg
    septiembre 20, 2018

    Una inconsciente. (bajo mi punto de vista…)

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *