La última colección Crucero de Chanel, una visión ideal de la Antigua Grecia

La fascinación de Gabrielle Chanel por la Antigua Grecia influyó profundamente en su visión a la hora de diseñar. Tanto es así, que en su salón presidía el busto de una Venus del siglo I antes de Cristo.

Mlle. Chanel solía citar a Praxiteles para explicar su arte y su visión de la moda: corte arquitectónico, repertorio de formas y la maravillosa caída de las telas que se obtiene al cincelar con meticulosidad las prendas utilizando para ello sus dedos, unas agujas y unas tijeras.

Así que Karl Lagerfeld, inspirado por el mundo de la antigüedad, ha reinterpretado el libro “Mitología Moderna”, el más grande que se ha escrito sobre esta época, recurriendo a los modelos Vittoria Ceretti, Bianca Balti y Baptiste Giabiconi como principales protagonistas. El Káiser no ha dudado en afirmar que la realidad no le interesa, y que sólo adopta lo que le realmente le gusta.

Para su última colección Crucero 2017-2018, Lagerfeld nos ofrece una visión ideal de la Grecia antigua, concibiéndola como el lugar de origen de la belleza y de la cultura.

Para Lagerfeld, los criterios de la belleza griega arcaica y clásica siguen siendo válidos. Cualquier Renacimiento está basado en la Antigüedad, pues representaba la juventud del mundo, poderosa e imprevisible. Así que nos propone avanzar volviendo al pasado y prestando atención a todo lo que fue.

Las nuevas propuestas de esta colección Crucero muestras estampados de formas orgánicas y geométricas que reproducen los de las ánforas y los de los frisos de los frescos ancestrales. Hojas de acanto y ramas de laurel adornadas con camelias que se tiñen de reflejos dorados formando coronas con los que se han estampado el drapeado de las telas.

Mención aparte merecen las sandalias con tacones en forma de columna atadas al pie mediante lazos de cuero en tonos vistosos como el naranja, el azul verdoso, el rosa o el morado, y las minaudières decoradas con la figura del buho, símbolo de sabiduría y emblema de la ciudad de Atenas que solía aparecer acuñado en la moneda de la época.

A este desfile Crucero celebrado en el Grand Palais de París asistieron además de Keira Knightley – embajadora de la fragancia Coco Mademoiselle -, vestida con un look perteneciente a la colección Paris-Cosmopolite, Carlota Casiraghi con un total look firmado por Chanel, Pedro Almodovar y Adriana Ugarte lo que me hace pensar que quizá el director de cine esté preparando una nueva película en la que Karl Lagerfeld vestirá a Adriana. ¡Tiempo al tiempo!

Sitio oficial Chanel

8

Aún no hay comentarios.

Responde

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *